Belez, el blog de la acutalidad de las celebrities ( al revés)

Ya no hay tipos duros

Ernest Borgnine, un hombre que se vestía por los pies

El otro día hicimos aquí en Zeleb un ranking de chicos malos y se nos cayó el alma a los pies. 

- ¡Qué sean jóvenes!

Exigió el tirano del jefe.

- ¡De la nueva hornada!

Añadió.

Como que es tan fácil. Fue ponernos a hacer recapitulación y nos costó Dios y ayuda. Resulta que todos los galanes jóvenes son unos blandurrios de agárrate y no te menees. O sea, ¿es esto un tipo duro?

1. Pose imperdonable

En mi barrio se lo hubieran comido con patatas. 

Y lo mismo digo de Robert Pattinson, Harry Styles, Taylor Lautner... O, ya en España, Gemeliers, Abraham Mateo, los Auryn...

En otros tiempos un hombre era esto:

Burt Reynolds en sus buenos tiempos

Burt Reynolds (igual que Roger Moore, otro que tal baila) retozaba en cada película con no menos de una docena de mujeres, no se le ocurría depilarse ni por asomo y si había que repartir puñetazos lo hacía él personalmente. Y se bebía un litro de whisky y se fumaba un paquete de Camel en una tarde sin pestañear. 

Qué días aquellos.

Ahora los chicos guapos que adoran las jovencitas de hoy en día tienen menos pelo en el cuerpo que las susodichas jovencitas y para pelearse envían a sus guardaespaldas. Los que vieron en Ibiza la pugna entre Justin Bieber y Orlando Bloom aseguran que fue una pelea en plan gato que daba vergüencita ajena. En plan Ven, aquí, si eres hombre exclamado a voz en grito mientras ruegas a tu matón que no te suelte por Dios por lo que más quieras. Miau.

Luego lo que pasa es que, ante tal carestía de tipos duros, hubo que incluir en la lista de Zeleb antes mencionada a varios cuarentones (y otros que se quedaron en el tintero). Porque es una evidencia que la reserva moral de los tipos duros está entre los hombres de mediana (y más que mediana) edad: Sean Penn, Johnny Depp, Collin Farrell, Jason Statham... Por lo mencionar a Bruce Willis, que se lía a mamporros y se queda solo.

Ellos son los que mantienen viva la llama. Y en España tres cuartos de lo mismo. He aquí el único tipo duro del panorama nacional. El Hombre.

José Coronado en pleno arrebato violento de ficción

¿Lo reconocen? Sí, es José Coronado. Más nombrado como Jose Coronado, con acento en la o. Un ser humano maduro que tiene que cubrir en toda España el vacío que hay de hombres duros. En este país los jóvenes galanes lucen así:

Un Gemelier

Con lo cual gente como Jose tiene que seguir al pie del cañón, tomando cubatas en las discotecas y ligando. Los tipos duros no se pueden jubilar porque no hay recambio. Nuestro adorado Álex González está ahí ahí, haciendo méritos. Él sí que tal vez pueda subirse al carro. Alguno más. Pero todavía, claro, les queda mili.

La realidad es la que es.

Ya no quedan tipos duros.

Si Sam Peckinpah levantara la cabeza, le daba algo.

Fotos: Instagram, Gtres