“Pedro Sánchez no me manda. Si no me lo dice Santi, no me quedo en casa”. Y Santi habló

“Pedro Sánchez no me manda. Si no me lo dice Santi, no me quedo en casa”. Y Santi habló

En los aún escasos días de cuarentena que lleva España, la lista de inconscientes peligrosos que incumplen las normas del estado de alarma es demasiado larga como para contener una pandemia que no para de crecer. 

Curiosamente, muchos de estos inconscientes e insolidarios apelan a su ideología, a su libertad individual o a sus partes pudendas para saltarse la ley a la torera. Ojo, pero luego los malos son los policías por multarles. 

Un ejemplo claro de esta actitud lo ha dado un tipo que se vino arriba con un vídeo que se ha viralizado, dando paso a una de las mayores recogidas de cable en lo que va de año. 

En el vídeo se ve al protagonista, grabándose mientras camina por la calle, y mandando un mensaje ‘elegante y conciliador’. “A mí Pedro Sánchez no me manda. Me dice que me quede en casa y no me quedo. Me lo tiene que mandar Santi“. 

ADEMÁS: El zasca de un enfermero madrileño a Cristina Cifuentes

El vídeo, para sorpresa del protagonista, se viralizó y, obviamente, le llovieron palos. Más allá del mensaje político, es que el ejemplo que da es lamentable. Y no ha habido persona que no haya condenado que se pasee por la calle, desoyendo la normativa. 

Pero hasta del vídeo más cafre se puede sacar una lectura positivo. En este caso, Santi habló. Eso sí, no es el Santi al que el tipo se refería, el que se ha recuperado del COVID-19 en tiempo récord. El Santi que ha contestado ha sido Santi Millán. Claro, al no especificar, pudo dar pie a confusión

El mensaje del presentador y actor fue claro y bastante conciliador, viendo el tono del vídeo. “Hola soy Santi y te digo que te quedes en tu casa“. Sin duda, estará entre los zascas del año. 

No hay más que ver la cantidad de reacciones y la de rostros conocidos que han entrado a aplaudir el mensaje de Santi Millán, para saber que lo ha hecho de cine. 

ADEMÁS: Errejón y Villacís se enzarzan (de nuevo) en Twitter

Es más, cómo habrá sido el asunto y cómo se habrá hecho de grande la bola de nieve, que el protagonista del vídeo ha recogido cable de forma inesperada y ha colgado otro vídeo pidiendo perdón y recomendando quedarse en casa. De un vídeo a otro, no parece la misma persona. 

Moraleja: que no tengan que venir a pintarte la cara para que cumplas unas normas que no son políticas, son sanitarias y se aplican por el bienestar, la salud y la vida de cientos de miles de personas. 

Moraleja 2: no seas gañán ni farruco, que en pleno 2020 todo lo que hagas puede viralizarse. 

Fotos: Gtres y Twitter