¿Por qué quisimos tanto a Olivia Newton-John?

¿Por qué quisimos tanto a Olivia Newton-John?

Bastó un personaje (la Sandy de Grease) para convertirla en icono instantáneo y luego fue cantante de grandes hits 80’s como Physical y jamás logró otro éxito cinematográfico relevante. Queda en su filmografía Xanadú, eso sí, crepuscular despedida de Gene Kelly, un musical pésimo que, sin embargo, visto actualmente posee cierto encanto retro.

Ahora todo el mundo dice venerar Grease como pieza de culto pero en su momento (1978) la crítica denostó una película que consideraba, con razón, puro pastiche tirando a hortera.

Pero hay razones sentimentales que la ciencia cinematográfica no entiende y por eso Grease ha hipnotizado a sucesivas generaciones. Suele descubrirse en la infancia y luego se disfruta en sobremesas veraniegas de duermevela y ventilador.

Y Olivia Newton-John estaba ahí. También John Travolta, por supuesto. Ambos hubieran debido casarse y así se hubiera evitado Sandy el episodio trágico-rocambolesco que vivió en su periplo sentimental a través de varios matrimonios. En 2005 quien era su marido, Patrick McDermott (abajo, junto a la artista, en la imagen), desapareció en el océano tras salir a navegar. Su embarcación fue hallada sin nadie dentro. Se le dio por fallecido. Cinco años después la prensa le encontró en México, a donde había huido del mundanal ruido como el que se iba a comprar tabaco en otros tiempos.

 

Tribulaciones de una mujer que sufrió hasta tres veces la embestida del cáncer y que batalló contra esa enfermedad toda su vida. Defendió el uso terapéutico del cannabis como paliativo.

Travolta ha despedido a Olivia Newton-John con una frase emocionante: “Hiciste que nuestras vidas fueran mejores”. Simple pero directo al corazón.

No vamos a echar de menos a Olivia Newton-John porque todavía quedan muchas sobremesas en las que veremos Grease, con su machismo soterrado (y no tan soterrado) y a la vez destellos de empoderamiento femenino y brillantina en el pelo y estudiantes de high-school cuasicuarentones. Todo es muy falso en Grease, como un decorado de cartón, pero resulta auténtico su espíritu de fiesta casi infantil. Por eso a las niñas y niños les gusta tanto la película.

El año que quisimos a Olivia Newton-John fue toda nuestra vida.

Que la tierra le sea leve.

DANIEL SERRANO

Noticias Relacionadas

¿Qué fue de Silke?

People & Trends

La recordarán ustedes como la estrella fulgurante que fue en los años 90 con películas como Tierra, Hola, ¿estás sola? o Kilómetro 0. Su rotundo carisma, su autenticidad…

+