¿Qué pasa con Nick Nolte?

¿Qué pasa con Nick Nolte?

Imágenes de Nick Nolte con un aspecto poco aseado y casi preocupante pero, atención, tomadas en un rodaje que se desarrolla en la ciudad estadounidense de Filadelfia, así que todo es exigencia del guión. Aunque de Nick Nolte puede esperarse cualquier cosa. Fue una luminosa estrella de los 80 y 90 con películas como Límite 48 horas, El príncipe de las mareas, Historias de Nueva York, El cabo del miedo...).

Para los más memoriosos está su irrupcion estelar, allá por 1976, en Hombre rico, hombre pobre, serie de televisión que marcó en España a varias generaciones.

Luego fue dispersándose su carrera. El alcohol y las drogas pasaron facturas, se sucedieron las detenciones policiales y acabó en un psiquiátrico.

En 2018 aseguraba estar totalmente rehabilitado.

Hoy rueda en Filadelfia y ha recuperado, en parte, su sitio en Hollywood.

De la resurrección de Nick Nolte da buena cuenta la presencia de su potente y reconocible voz en algunos capítulos de The Mandalorian. Estamos ante un gran actor, con una extraña faceta de galán pero, sobre todo, poseedor de un carisma brutal ante la cámara. Y ante la cámara se le ha podido ver en los últimos años en la serie Paradise Lost, con Josh Harnett, otro ilustre semidesaparecido de Hollywood.

Y luego está Last Words, película independiente donde luce Nick Nolte su barba indomable en una distopía de inspiración shakespeariana.

No es, desde luego, el Nick Nolte de antaño. La vida le ha llegado a otro lugar. No era un hombre fácil en los rodajes y la industria le dio de lado. Pero nunca se olvidó de lo excelente actor que era y ahí está, rodando, abandonada la botella y repudiada la marihuana. Eso asegura Nick Nolte. Ni siquiera fuma ya tabaco.

Vida sana aunque no renuncia a su aspecto de viejo león orgulloso, bohemio hasta el fin.

ADEMÁS: Recordando a la Brooke Shields de los 80