Series para noches estivales / ‘Alta fidelidad’: de los amoríos de John Cusack a los de Zoë Kravitz

Series para noches estivales / ‘Alta fidelidad’: de los amoríos de John Cusack a los de Zoë Kravitz

Dos décadas después del estreno de Alfa fidelidad, la exitosa película protagonizada por John Cusack, Hulu se lio la manta a la cabeza y realizó un remake de la misma pero en forma de serie y actualizando al protagonista. De hombre blanco heterosexual a mujer afroamericana y bisexual.

¿Y por qué resaltamos la sexualidad de ambos personajes? Porque la película nos habla de las relaciones pasadas del/la protagonista, por lo que las preferencias sexuales de ambos son claves a la hora de analizarlas.

La serie está protagonizada por una Zoë Kravitz indie, moderna y con un toque nostálgico y por qué no decirlo, un poco cenizo, lo que nos acerca muy mucho al personaje interpretado por Cusack 20 años atrás. Lo cierto es que ya que se ponían a renovar al personaje principal desde el principio, bien podrían haberle dado una vuelta a los propios cimientos de su personalidad, pero el resultado no es del todo malo.

¿De qué va la serie de ‘Alta fidelidad’?

Como te hemos dicho, la serie reimagina la exitosa historia pero desde una perspectiva femenina y LGTBIQ+. Eso sí, se mantiene 100% fiel a la esencia de la película, en la que Cusack rompía la cuarta pared para contarnos directamente a los espectadores cómo fueron sus relaciones sentimentales pasadas.

En el caso de Kravitz, realiza lo mismo y nos cuenta cómo ha sido su vida amorosa pasada, centrando cada capítulo en una de sus rupturas mientras regenta una tienda de discos en la que sólo entran algunos sibaritas melómanos. El aspecto de Zoë Kravitz encaja perfectamente en lo que esperamos de esta serie, con sus looks boho modernos y sus tatuajes, que nos presenta a una joven atormentada en el Nueva York actual.

Los protagonistas ya no son dos hombres blancos heteros sino que son un chico homosexual y una chica afroamericana. Un punto a su favor, ya que destaca la diversidad sexual de la que por fin hacemos gala en pleno siglo XXI. Puede que la serie cuente lo mismo que la película, pero desde diferentes puntos de vista, lo que puede llegar a enganchar a la audiencia. Y digo puede, porque después de sus 10 primeros episodios, Hulu decidió no renovarla. ¿Habían contado todo lo que querían contar o es que la audiencia no acompañó?

Noticias Relacionadas