Las estatuas de Kenzo en la Paris Fashion Week

kenzo-primavera-verano-2017

La firma Kenzo fue la encargada de cerrar la penúltima jornada de esta edición de la Paris Fashion Week. Con un desfile nada convencional, la marca contó con modelos desnudos que posaron como estatuas, con el cuerpo pintado, a lo largo de la pasarela. Un pequeño grupo formaba un altar al principio del catwalk para recibir modelos; completamente quietos y siendo observados por un sorprendido front row ante la escenografía de Kenzo. Algo que ya anticipaba la vocación arty del show.

Las estatuas de Kenzo

Así, los diseñadores Carol Lim y Humberto Leon presentaron sus nuevas propuestas en una pulcra galería de arte, mostrando su grandeza y elegancia a la hora de crear moda (y con la expectación de su próxima colaboración con el gigante H&M de fondo). 

Para la próxima temporada, Kenzo apuesta fuerte por el calzado metalizado, con finos tacones en espiral, refinados peeptoes de terciopelo con pequeños abalorios y tiras llenas de electricidad. Los metales también son protagonistas en sus prendas: mini vestidos de tirantes se combinan con camisas brillantes, hombreras y pendientes XXL.

ADEMÁS: #DataCenterChanel o el desfile inteligente

Por otro lado, cuellos mao y mangas abullonadas, looks monocolor con capa y vestidos con grandes lentejuelas se alternan en la colección con solapas gigantes, faldas de tubo y estampados de inspiración militar. Todo ello con la década de los 80 como referente indiscutible.

El maquillaje que lucieron las modelos llamaba la atención por sí solo. Una piel perfectamente iluminada, con poderosos labios rojos y sombra desde el exterior del ojo hasta las sienes, creaba dos grandes círculos de color alrededor de la mirada, centrando toda la atención en esta zona del rostro. Los pendientes, gigantescos y brillantes, también destacaron en todos los looks beauty; a modo de racimos de piedras metalizadas que se movían al paso firme de las modelos. 

Fotos: Gtres