Francis Ford Coppola, Premio Princesa de Asturias de las Artes

Si alguien tiene algo que objetar, que hable ahora o calle para siempre. Todo el mundo conoce a este prestigioso director, que sin duda ha pasado a la historia como uno de los mejores cineastas del mundo del séptimo arte. Suma ahora otro premio a su reconocida trayectoria en el mundo del cine, que ya cuenta con unos cuantos (y desde luego no insignificantes trofeos). Francis Ford Coppola ha ganado uno de los más prestigiosos premios españoles, el Premio Princesa de Asturias de las Artes, y por cierto que es la primera personalidad elegida como premiada en la edición de este año.

Se trata, por tanto, del primero de los ocho elegidos para alzarse con los Premios Princesa de Asturias en su edición trigésimo quinta después de que el jurado de los galardones haya mantenido reuniones para elegir a los galardonados entre este martes y este miércoles. Recordemos que es la primera vez que se llaman Premios Princesa de Asturias puesto que el año pasado fueron presididos por el actual Rey.

Innovando

Como decíamos, no haría ni falta explicar las razones por las que el jurado ha elegido la figura de Francis Ford Coppola para llevarse dicho galardón, pero habrá que ser fiel a las explicaciones expuestas por el jurado.

Este habla de Coppola como un narrador excepcional, que ocupa un lugar prominente en la historia del cine, según dice el acta leída por el presidente del jurado, José Lladó. Su carrera ha sido una continua lucha por mantener la total independencia emprendedora y creativa en todas las facetas que ha desarrollado como director, productor y guionista.

El acta continúa: Coppola es imprescindible para entender la transformación y las contradicciones de la industria y el arte cinematográficos, a cuyo crecimiento ha contribuido decisivamente. Y el documento sentencia explicando que es un renovador temático y formal, sus exploraciones en torno al poder y sobre los horrores y el absurdo de la guerra han trascendido su obra artística, convirtiéndose en iconos colectivos y universales del imaginario y de la cultura contemporáneos. 

Una carrera más que brillante

Francis Ford Coppola suma de esta forma otro premio más a su lujosa estantería de galardones. A sus 76 años, es y ha sido venerado por sus trabajos en muchos lugares del planeta, de ahí que le hayan entregado nada más y nada menos que cinco Óscar, que se dice pronto pero se tarda más en contar en qué consisten.

Para empezar, Mejor película y Mejor guión adaptado por El Padrino en 1972, y luego Mejor película, Mejor director y Mejor guión adaptado por El Padrino II en 1974. Todo ello se combina con cuatro Globos de Oro y dos Palmas de Oro.

Entre sus títulos, muchos son destacados, el primero ya se ha citado, la legendaria saga de El Padrino, pero también Apocalypse Now, Drácula de Bram Stoker, La ley de la calle, La conversación, El valle del arco iris, Ya eres un gran chico... En la actualidad se encuentra trabajando en un último trabajo del que no hay muchos detalles, solo que va de dos jóvenes italo-estadounidenses, pero del que no se conoce ni el título.

El año pasado fueron los Reyes Don Felipe y Doña Letizia los encargados de entregar los galardones, veremos si efectivamente es Leonor la encargada de hacerlo en la edición de 2015.

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Páginas