Jennifer Lawrence, entre Bradley Cooper y Chris Martin

Se ha convertido en la pregunta del millón en los últimos tiempos: ¿en qué anda metida ahora Jennifer Lawrence? Y es que, meses después de la filtración de sus fotos y vídeos (hackeadas sin permiso), la actriz ha recuperado la normalidad de su rutina laboral, personal, incluso sentimental. 

Sí, ni más ni menos que tres frentes abiertos y, en dos de ellos, tiene dos guapazos como protagonistas: Bradley Cooper y Chris Martin. Y lo mejor de todo... ¡ambos como pareja! Sí, las hay con suerte. Mucha suerte. 

Vayamos por partes. Jennifer Lawrence está grabando una nueva película, desmintiendo así los rumores que apuntaban a que Hollywood la vetaría tras la publicación de sus fotos prohibidas. Nada más lejos de la realidad. Uno de los ojitos derechos de la Meca del Cine no caerá por tres o cuatro (o cien) fotos picantes. 

Triplete con O. Russell

Es más, el proyecto en el que está ahora mismo embarcada. Joy, viene de la mano de su padre cinematográfico, David O. Russell. Se trata del tercer proyecto común y, quien sabe, si otra opción para JLaw para ganar su segundo Oscar

JLaw está rodando en Boston donde la primavera no es muy calurosa que digamos

Y es que la película tiene todo para que la joven vuelva a optar a la estatuilla. Un papel potente, en el que Jennifer interpreta a Joy Mangano, una madre soltera de USA quien inventó la mopa mágica con trapo y se convirtió en un referente de la limpieza en todos los hogares. 

Además del papel principal, JLaw contará con su pareja de ficción oficial: Bradley Cooper. Los actores suman ya cuatro proyectos juntos (El lado bueno de las cosas, La gran estafa americana, Serena y Joy) y lo que te rondaré morena. La química entre ellos sigue siendo brutal y, claro, ahora que él ha roto con Suki Waterhouse, los rumores de que hay algo más se disparan. Pero no. Son sólo amigos y compañeros de rodaje. 

Robert de Niro, a sus 71 años, sigue al pie del cañón hollywoodiense

Por si fuera poco, en el proyecto también estará Robert de Niro, quien hará de padre de JLaw. Cabe recordar que el veterano actor, de 71 años, también aparecía en El lado bueno de las cosas (era el padre de Cooper), película con la que Jennifer se llevó el Oscar. Así pues, todo está preparado para que la reina de Hollywood vuelva a lo grande. 

Segundas partes...

Y dejando Hollywood a un lado, ¿qué pasa con Chris Martin? Pues pasa que la pareja se ha dado una segunda oportunidad y ésta parece la buena. De momento, el cantante de Coldplay y JLaw han compartido confidencias, cenas románticas y suponemos que algo más. Sin ir más lejos, este domingo tuvieron una romántica y discreta cita en Nueva York. 

Y es que tanto Chris como Jennifer quieren llevar su romance en secreto, para que esta segunda oportunidad sea la buena. Sí, sabemos lo que estáis pensando, que no es justo que tenga a Bradley Cooper en ficción y a Chris Martin en la realidad. Puede que no pero ya es lo que tiene ser el ojito derecho de Hollywood, que te puedes permitir simultanear a dos guaperas. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Páginas