Juego de Tronos: récord histórico, dos personajes confirmados y una duda

Una vez terminada, digerida y reposada la magistral quinta temporada de Juego de Tronos, es hora de hacer números. Y cuando decimos números, no nos referimos a ver si la serie es rentable o dónde se puede recortar presupuesto. HBO sabe que no puede escatimar en gastos en una serie que ya es historia. De hecho, se estima que cada temporada cuesta en torno a 90 millones de dólares. Casi nada.

Pero claro, si luego coges los datos de audiencia y compruebas que cada episodio de la última entrega ha alcanzado los 19,8 millones de espectadores de media, pues todo está bien invertido. Y es que esos son los números de los que hablamos. Un auténtico récord de audiencia para Juego de Tronos, en el que se suman los espectadores que ven el capítulo en directo, y todos los que lo hacen los siete días siguientes, a través de las diversas plataformas de las que dispone HBO. 

Eso sí, la cifra no es definitiva, pues aún faltan parámetros que añadir, por lo que las cuentas podrían superar fácilmente los 20 millones de espectadores. Dicho lo cual, Juego de Tronos ya es la serie más vista de la historia de HBO, por encima de Los Soprano. Una pasada. 

Aumento incesante de espectadores

Además, Juego de Tronos sigue su línea ascendente, y supera los 19,1 millones de espectadores de la cuarta temporada, demostrando que, de momento, no conoce su propio techo. Ojo, y todo esto sin tener en cuenta las cifras de piratería, que también son históricas. Sin duda, a Khaleesi le gusta esto. 

Lo que no sabemos si le gustará es la confirmación de dos personajes para la sexta temporada. Desde aquí, algún que otro spoiler importante. Hablamos de Bronn y Jaqen H'ghar, interpretados por Jerome Flynn y Tom Wlaschiha, quienes han firmado su renovación. Y es que ambos están inmersos en dos de las tramas más interesantes del momento. El mercenario, junto a Jamie Lannister con su hija, Myrcella, recién asesinada. 

Por su parte, Jaqen dejó a Arya al borde de la ceguera, tras traicionar ésta al Dios de los Muchos Rostros. Como para no renovarlos. Aunque, si hablamos de renovaciones, hay una que trae de cabeza a todos los fans de la serie: la de Kit Harington

Jon Snow o no Snow

De hecho, el actor tiene firmada una temporada más (renovó dos temporadas tras finalizar la cuarta). Este hecho ha llevado a que muchos fans especulen con una posible resurrección de Jon Snow o incluso su reencarnación en su lobo huargo. Lo que sea pero que no se carguen a otro Stark. 

Por si faltara algo para avivar la polémica, recientemente se pudo ver al actor en el All England Tennis Club. Hasta ahí nada raro. Simplemente un famoso viendo Wimbledon, como se ha hecho toda la vida. Pero claro, el detalle está en que Kit Harington llevaba el pelo largo, algo que por contrato tiene que hacer. Para qué queremos más. Millones de espectadores están celebrando que el actor no haya tocado su característica melena y lo toman como una señal de que Jon Snow no está muerto, está de parranda. 

Fotos: HBO

 

Ver resumen Ocultar resumen

Le ha costado más de un lustro pero, por fin, Netflix se ha elevado en una ceremonia de premios

Ha sido de la mano de su serie más reconocible, The Crown, que se ha llevado hasta siete galardones en la sección de drama. 

En el caso de la comedia, a pesar de haber estado más repartido, la sensación que queda es que Ted Lasso (Apple TV+) ha dominado gracias a sus cuatro premios. La realidad dice que Hacks ha estado a punto de aguarle la fiesta con sus tres Emmy. 

Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 fueron terreno abonado para los slasher. Este género que nació a finales de los 70, con Halloween y floreció durante la década de los 80, tuvo una segunda edad dorada en la última década del siglo XX con títulos como Scream, Destino final y, Sé lo que hicisteis el último verano.

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Páginas