Risto Mejide, fichaje sorpresa de Atresmedia

Hay viajes tan apasionantes que acaban convirtiéndose en migración. Feliz de volver a aAtresmedia, donde todo esto empezó. #MigrandConRisto. Claro, directo, como siempre. Risto Mejide ha confirmado lo que muchos llevaban tiempo augurando: su fichaje por Atresmedia. 

El publicista anunciaba, el pasado 16 de febrero, que abandonaba Mediaset y, como es obvio, su exitoso formato de entrevistas Viajando con Chester. Lo hacía en Twitter, donde la noticia no tardó en hacerse viral. Por algo tiene más de dos millones de followers. Y lo hacía sin dar más explicaciones. Eso si, con la promesa de ofrecerlas en un futuro. 

Las semanas siguientes a su despedida de Mediaset, Risto guardó un respetuoso silencio sobre el futuro de su ex programa y, sobre todo, la contratación de Pepa Bueno como sustituta. Y es que, aunque sin el publicista, Cuatro seguirá Viajando con Chester una cuarta temporada. 

De OT a Chester

Risto Mejide, mientras, continuaba dando charlas, promocionando su libro y trabajando aquí y allá. Y en ésas que Atresmedia llamó a su puerta y Risto dijo sí. Se desconoce qué tipo de programa le ofrecerán al publicista pues, como ya ha demostrado, es un todoterreno que se atreve con todo. 

Y es que, por si alguien se ha olvidado, a Risto le conocimos como el jurado implacable y duro de Operación Triunfo. Su irrupción en el talent show fue revitalizadora para el programa. Sus críticas mordaces, sus gafas de sol (marca de la casa) y su punto guasón, enamoró al público. Había nacido una estrella. 

Estrella que siguió brillando en Tú sí que vales también como coach y también con ese puntito de veneno que tanto gustaba al público. Críticas duras pero cargadas de razones y argumentos. Y es que Risto es como es. No cambia haya o no haya cámaras. Su autenticidad es la que enamora a los espectadores. 

De ahí que Cuatro se lanzara y le diera su propio programa. Un innovador formato de entrevista de tú a tú, con un Chester como único testigo. Políticos, futbolistas, actores, cocineros... Decenas de personas pasaron por los sofás de Risto, mientras a audiencia crecía y crecía en los sofás de sus casas. 

Adiós, Mediaset

Tras dos temporadas con una audiencia discreta, pero por encima de la media de Cuatro (7,2 y 7% de share), a la tercera llegó la vencida. Fue la temporada de la consolidaciónd el formato, de la aceptación global del programa y del salto de calidad de Risto. También fue la última para él. Un espectacular 9,2% de share y 1,85 millones de espectadores de media, es la tarjeta de despedida que deja Risto en Mediaset. 

Tarjeta de despedida que se ha tornado tarjeta de presentació en Atresmedia, donde llega convertido en todo un referente televisivo y una apuesta segura por las entrevistas. Si tendrá un programa de entrevistas es otro cantar. Lo que está claro que los y las mejiders (si se nos permite poner nombre a sus fans), irán donde vaya Risto. Al menos, es lo que espera que hagan en Atresmedia. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Quienes crean que la pandemia ya es cosa del pasado, que ya no hay contagios y que se pueden relajar las medidas al extremo, no tienen más que ver el vídeo que ha compartido David Bisbal en Instagram.

El cantante almeriense ha confirmado que ha dado positivo por Covid.

Ver resumen Ocultar resumen

Han pasado más de tres años desde que Rosalía paralizara al mundo con El Mal Querer

Desde entonces, la cantante barcelonesa se ha convertido en una estrella global, se ha asentado en Los Ángeles pero no había sacado álbum nuevo

Ver resumen Ocultar resumen

El problema de base es que en un restaurante griego, situado en Colorado (Estados Unidos), alguien ha hecho guisantes con cosas y ha decidido llamarlo paella española.

No sólo eso, además lo ha compartido en redes sociales, en concreto en Facebook, que ahora pertenece a Meta, pero sigue oliendo a naftalina y de ahí ha llegado a Twitter.

Y claro, se ha liado.

Primero el tuiterismo fue en serio (¡hey, una paella es esto!) y luego llegó el desfase haciendo pasar croquetas por arroz valenciano y otros delirios.

Páginas