Se busca director para la película del coronavirus

Es posible que antes de que la crisis del coronavirus haya terminado, alguna plataforma de streaming ya esté preparando su adaptación a cine o serie. 

De hecho, sólo con Coronavirus: Spain, ya les daría para varias y exitosas temporadas. 

El problema, a la hora de afrontar un proyecto como éste es el de siempre, ¿a quién se lo encargamos

Pues bien, antes de que Bezos, Hastings y compañía se preocupen de ello, Twitter se ha adelantado con un brainstorming que a Netflix o Amazon les habría costado millones de euros. En Twitter ha costado un rato y unas risas. 

ADEMÁS: iMDb pregunta: ¿cuál es el mejor capítulo que has visto?

Ha sido Cinepático quien ha lanzado la pregunta: ¿Buscamos director para la película del coronavirus? Su propuesta, ganadora: Alfonso Cuarón

Cualquier entendido pensaría que el listón está muy alto con el mexicano pero, troles a parte, la cantidad de propuestas que han salido a la palestra son dignas de estudio (de grabación). 

ADEMÁS: ¿Cuál ha sido la muerte de un famoso que más te ha impactado?

Es más, si el asunto sale adelante, que nadie descarte un equipo de tuiteros para pulsar la opinión de la gente en cuanto a directores, actores, actrices y, por qué no, presupuestos. Otra cosa no, pero opinión formada sobre todo, hay de sobra en Twitter. 

Si Netflix y compañía tienen ojo, tomarán nota para la próxima 

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Páginas