‘Una joven prometedora’: las consecuencias de la misoginia

¿Qué ocurre cuando tienes todo al alcance de tu mano, pero las consecuencias de un abuso misógino trunca todas tus expectativas? ¿Qué pasa si no te apetece, si no quieres, si ya nada tiene sentido? ‘Una joven prometedora’ narra la historia de Cassie (Carey Mulligan), esa joven a la que la vida se le ha escapado de entre los dedos por las acciones de otros.

Emerald Fennell, nominada al Oscar a Mejor Dirección por este filme, también es la artífice de este incisivo guión en el que logra un equilibrio prodigioso entre la comedia negra, el thriller y el drama con un fuerte componente de denuncia contra la sociedad machista en la que vivimos.

‘Una joven prometedora’ bebe del feminismo, del movimiento #MeToo, del hartazgo de una sociedad femenina que no se siente segura en sus propios cuerpos. Es poner a nuestro mundo frente a un espejo en el que se vean reflejados los comportamientos vergonzosos y  las excusas con las que se disfrazan las conductas abusivas hacia la mujer.

Cassie era una mujer hermosa, inteligente y con un futuro prometedor como estudiante de medicina. Pero todas sus expectativas se truncan cuando su mejor amiga, Nina, es víctima de abusos sexuales por parte de unos compañeros de universidad. Este hecho le hace abandonar sus estudios y comenzar a trabajar en una cafetería mientras por las noches se dedica a gestar su venganza.

Cuando el sol se pone, recorre los locales nocturnos fingiendo estar demasiado borracha como para ser consciente de sus actos. De este modo, consigue captar a esos hombres depravados que no tienen ningún reparo en llevársela a su casa con el único fin de aprovecharse de su estado desvalido para mantener relaciones sexuales con ella.

Cassie se erige como una superheroína sin capa, capaz de impartir justicia sobre aquellos hombres preocupados por mantener una fachada de moralidad intachable mientras, cuando nadie les ve, se convierten en los villanos del filme despojando de su integridad a las mujeres.

Sin entrar en spoilers, el final de ‘Una mujer prometedora’ consigue dejarte clavado en la butaca sin posibilidad de levantarte. Una película que igual te arranca una carcajada que te hace removerte incómodo en el asiento. Una de las mejores películas del año.

ADEMÁS: 'Minari': Cuando Hollywood habla coreano

Ver resumen Ocultar resumen

Escribo este artículo para nadie porque ¿quién demonios se acuerda de Éric Rohmer? Murió en 2010 y su cine (tan francés) es una celebración de la sentimentalidad y las horas dulcemente perdidas en interminables paseos sin propósito. Las películas de Rohmer siempre (o casi siempre) se desarrollan durante las vacaciones. Él decía que ahí, en ese tiempo libre ajeno a la tiranía laboral, es donde se halla la verdadera vida.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando hablamos de Mario Casas (A Coruña, 1986) ¿a quién nos referimos exactamente? ¿A un ídolo de adolescentes a punto de que caduque su esplendor juvenil? ¿O a un intérprete de los pies a la cabeza aclamado por crítica y público? Ambas cosas quizás, como bien saben sus seguidores y seguidoras desde los tiempos en que interpretara a un jovencísimo Ulises en la serie  El Barco o a Aitor en Los Hombres de Paco

Ver resumen Ocultar resumen

Quien pasee estos días por el centro de Madrid hallará la efigie del insigne Eddie Murphy en el mismísimo Teatro Real. Lo que más se ve son los colores del reino de Zamunda refulgiendo en la gris fachada de la ópera madrileña pero, al fijarse, la (o el) viandante reconocerá sin duda alguna esa sonrisa tan de Eddie, el hombre que hizo reir al mundo con las flatulencias de El profesor chiflado.

Páginas