¿Cuál es tu Moët & Chandon preferido?

¿Cuál es tu Moët & Chandon preferido?

Es tiempo de brindar, de dejar atrás los malos momentos y de pisar con el pie derecho para entrar de la mejor manera posible en 2016. ¿Y qué mejor manera que hacerlo con una copa de Moët & Chandon? La prestigiosa maison francesa cuenta con hasta cuatro variedades de champagne ideales para cada uno de los momentos de nuestra celebración. 

Conocerlo es algo que está al alcance de los paladares más selectos pero, tranquilos, que con esta guía práctica uno puede sentir el estallido de sus burbujas como si estuviera disfrutando, ahora mismo, de una deliciosa copa de Moët & Chandon. ¿Preparados?

Moët Impérial

moët-imperial-

Estamos ante uno de los champagnes más emblemáticos de Moët & Chandon. Se trata de un espumoso creado en 1869 característico por su fruta viva, por tener un paladar seductor y una madurez elegante. El Moët Impérial es poseedor de un color amarillo pajizo con destellos verdes, un bouquet chispeante que recuerda a la intensidad de las manzanas verdes, a flores blancas y notas rubias de brioche, cereales y nueces frescas, y un paladar generoso que combina suntuosidad y sutileza.

Recuerda a frutas blancas como la pera, el melocotón o la manzana. Acaricia en boca a base de sus finas burbujas y, además, cobra vivacidad con sus cítricos y matices de grosella espinosa. Perfecto para cualquier momento de nuestra comida, desde los entrantes hasta el postre.

Moët Rosé Impérial

moët-rose-imperial

El palador más seductor con una madurez elegante se encuentra en Moët Rosé Impérial. Su olor es reluciente y recuerda a rosas con toques de ámbar. Un bouquet cautivador vivo e intenso de frutos rojos, con matices florales de rosa y un ligero toque de pimienta. Es el Moët Rosé Imperial el espumoso de Moët & Chandon con un paladar más expresivo, uniendo intensidad y suavidad y recordando al disfrutarlo a frutos como fresa, frambuesa o grosella.

La carnosidad y firmeza del melocotón o la frescura de una sutil nota de mentol también están en este tipo de Moët ideal para maridar con sabores intensos, sencillos y coloridos.

Moët Néctar Impérial

moët-nectar-imperial

Exótico, sabroso y elegante, así es el Néctar Impérial. Se trata de una expresión deliciosa de Moët & Chandon que presenta un intenso color amarillo con toques dorados. Su bouquet es profundo, con ráfagas de frutas exóticas como la piña o el mango, furtas de hueso (ciruela o albaricoque) y un ligero toque de vainilla. Es el Néctar Impérial poseedor de un paladar voluptuoso que une cremosidad y vitalidad, con una densidad cautivadora de grutas exóticas, firmeza sedosa de frutas y una frescura que le aporta las notas de uva.

Perfecto para combinar con comidas sustanciosas y sabores especiados.

Moët Ice Impérial

moët-ice-imperial

Se trata del primer y único champagne especialmente creado para disfrutar con hielo. El Moët Ice Impérial combina sensaciones divertidas, frescas y libres. De madurez elegante, su color recuerda al oro profundo con toques de ámbar. Con un bouquet intenso y afrutado con toques de frambuesa, nectarina, mango y guayaba. 

Paladar generoso que une redondez y frescura, sabor carnoso de macedonia fresca, dulce cautivador de caramelo y membrillo y la acidez perfecta que le aporta la uva y las notas de jengibre. El Moët Ice Impérial se sirve con tres cubitos de hielo, en copa grande (estilo cabernet) y puede combinarse con ingredientes como semillas de cardamomo u hojas de menta para acentuar su frescura e intensidad aromática.

¿Cuál es tu Moët & Chandon preferido?

Fotos: Moët & Chandon