‘Don’t Worry Darling’: sexo oral, Harry Styles y una enfurecida Florence Pugh

‘Don’t Worry Darling’: sexo oral, Harry Styles y una enfurecida Florence Pugh

Por fin se estrenó Don’t Worry Darilngg en la  Mostra de Venecia. La película dirigida por Olivia Wilde y protagonizada por Harry Styles y Florence Pugh lleva acaparando titulares desde hace tiempo. Por una escena de sexo oral y otros asuntos. Tanto ha molestado el planteamiento de la promoción a Florence Pugh que ha acudido a Venecia marcando distancias con Olivia Wilde, pisando la alfombra roja pero sin acudir a la rueda de prensa.

Florence Pugh está enfadada, y así lo ha manifestado, por el elevado contenido sexual de un trailer en el que harry Styles le practica cunninlingus Florence Pugh, La directora, Olivia Wilde, tuvo que cortar esta y otras escenas de alto voltaje del trailer pero para su actriz protagonista el modo en que se ha hecho hincapié en lo sexual para vender Don’t Worry Baby ha resultado inaceptable.

“Cuando todo se reduce a tus escenas de sexo, o a ver al hombre más famoso del mundo practicándole sexo oral a alguien, esto no es por lo que lo hacemos. No es por lo que estoy en esta industria”,declaró Florence Pugh a Harper’s Bazaar.

Finalmente, el trailer en español no da lugar a controversia alguna (o eso creemos).

Pero la película ha tenido una historia controvertida desde el principio más allá de las escenas de cama.

Controversia desde el principio

Justo antes de comenzar el rodaje, Shia LaBeouf abandonaba el proyecto. En un primer momento lo achacaban a problemas de agenda, el típico eufemismo que se utiliza cuando hay problemas más serios detrás. Y así fue, según Wilde. La directora afirmaba después que el comportamiento de LaBeouf no era el adecuado en el rodaje, algo que replicó el actor exigiendo una rectificación y asegurando que el verdadero motivo fue que no les dejaba tiempo para ensayar.

Y luego ya empezaron los problemas propios de una telenovela de los 90. Olivia Wilde se separaba de su pareja, el actor Jason Sudeikis, e iniciaba una relación con el protagonista del filme, Harry Styles. Se supone que una cosa había ocurrido a continuación de la otra, pero los rumores apuntan a unos posibles cuernos de la directora, lo que no había parecido bien a Pugh al estar emparejada con un amigo de Sudeikis. Cotilleos de Hollywood, sí, pero que han sacudido el rodaje y han dato titulares a Variety, The Hollywood Reporter o TMZ.

El caso es que la relación entre Florence y Olivia parece de todo menos fluida. La actriz ha decidido no participar en la promoción de la película y cuando habla de ella, alaba a todas las personas implicadas en el proyecto menos a Wilde, a quien ni siquiera la menciona.

No obstante, ¿qué ofrece cinematográficamente Don’t Worry Baby?

Una historia de matrimonio

Ambientada en la década de los 50, el filme narra la historia de una feliz pareja (Styles y Pugh) que vive en una idílica comunidad estadounidense.

Él trabaja para una gran corporación desarrollando el Proyecto Victoria y ella es una abnegada ama de casa de la que se espera sumisión y discreción, pero cuando comienza a descubrir detalles del trabajo de su marido, comienza a hacerse preguntas.

Esto hará peligrar su estabilidad matrimonial y, lo que es más peligroso, su propia vida.

¿Y cómo ha reaccionado la crítica en Venecia ante Don’t Worry Baby?

Pues, según las cronicas, el recibimiento ha sido tibio, con aplausos muy leves.

Ahora le toca al público juzgar. Se estrena el 23 de septiembre en salas.

Noticias Relacionadas

¿Qué fue de Silke?

People & Trends

La recordarán ustedes como la estrella fulgurante que fue en los años 90 con películas como Tierra, Hola, ¿estás sola? o Kilómetro 0. Su rotundo carisma, su autenticidad…

+