Canciones para viajar / ‘Wake Me Up When September Ends’

Canciones para viajar / ‘Wake Me Up When September Ends’

Nos da igual lo que diga la letra, no queremos saber “¿qué historia se esconde tras la canción?”, basta con oír sus notas para que la melancolía otoñal corra por nuestras venas a raudales, la luz ocre de los atardeceres, playas con lluvia y ese amor de verano que se fue para siempre.

Adoramos Wake Me Up When September Ends y resulta la perfecta canción triste para escuchar en carretera o, aún mejor, volviendo a casa en tren, viajando a ese interior absolutamente alejado de todo azul oceánico, la ciudad y sus vicisitudes, toca forrar las carpetas o (todavía peor) volver a la oficina.

Green Day supo convertir en himno adolescente esta balada sobre la pérdida, y algunas personas seguimos siendo adolescentes siempre, sobre todo durante el mes de septiembre. que es el más cruel de los meses y no abril, por mucho que se empeñe el poeta.

Despiértame cuando acabe septiembre, por favor.

Cuando acaba el verano es tiempo de despedidas, lo cual resulta jodidamente difícil, admitámoslo. Incluso aunque este haya resultado uno de los peores veranos (incendios, calor asfixiante, guerra e incertidumbre) no deja de ser la estación de las pasiones y durante un minuto, mirando el cielo, tal vez en un atardecer adecuado, fuimos felices.

Wake Me Up When September Ends o la canción imprescindible para un viaje de regreso.

Pero cuando de verdad nos hace llorar es si la escuchamos de improviso, al mover el dial o en una radio lejana que alguien ha dejado puesta y cuyo eco se escapa a través de una ventana. Entonces, en momentos así, irrumpe la nostalgia de los tiempos felices y la verdad irrefutable de que la felicidad tiene fin.

También pasa lo mismo con Turnedo.

Canciones de septiembre.

Maldita sea.

Hasta el próximo verano, camaradas.

DANIEL SERRANO

Noticias Relacionadas