Fueron éxitos de verano / ‘En busca del arca perdida’: verano del 81

Fueron éxitos de verano / ‘En busca del arca perdida’: verano del 81

La fiebre por el canalla/simpático/buenazo/ligón de Indiana Jones comenzaba en 1981 con el estreno de esta película que se convirtió en un solo verano en una de las películas más exitosas de todos los tiempos.

Arrancaba la década codiciosa de los 80 cuando se estrenaba la primera aventura de Indiana Jones. Concretamente sucedió el 12 de junio de 1982 en Estados Unidos, y recaudó en su primer fin de semana más de 8 millones de dólares. En total hizo en taquilla la bonita cantidad de 400 millones, convirtiéndose así en una de las películas más exitosas en términos económicos de todos los tiempos.

La cinta sólo tuvo buena acogida por parte del público sino que también la crítica le dio su beneplácito, y se llevó las pertinentes nominaciones a varios premios entre los que destacan nueve nominaciones a los Oscar de los cuales obtuvo cinco.

Después de esta vendrían Indiana Jones y el templo maldito, Indiana Jones y la última cruzada y la prescindible Indiana Jones y el reino de la Calavera de Cristal, que auparon a Harrison Ford a lo más alto.

A pesar de que Spielberg tenía amplia experiencia como guionista, estuvo de acuerdo con George Lucas en encargar el guion de En busca del arca perdida a Lawrence Kasdan. Pero no lo escribió a su libre albedrío ya que Lucas y Spielberg sometieron al escritor (y luego director de éxitos como Fuego en el cuerpo, Reencuentro o Silverado) a unas cuantas jornadas extenuantes de trabajo conjunto.

El caso es que se reunieron con él en enero de 1978 en la casa del asistente de Lucas y durante varios días (la leyenda habla de un período no menor a tres y no mayor de cinco días) y en jornadas de nueve horas diarias trabajaron en el desarrollo del argumento.

Kasdan es quien firma el guion del filme, pero Spielberg y Lucas marcaron el camino y establecieron varias escenas como inamovibles, por lo que el guionista tuvo que unir las piezas.

Así surgió un héroe al que todavía Hollywood quiere seguir sacando partido. Un verano del 81. A España, claro, llegaría ya en otoño, que es cuando nos estrenaban los exitazos del cine estadounidense. En verano aquí nadie iba al cine, se iba la gente o a la playa o al pueblo. O, como mucho, al cine de verano a ver reestrenos. Qué tiempos aquellos.

Noticias Relacionadas