Jennifer Lawrence: maternidad y derecho al aborto

Jennifer Lawrence: maternidad y derecho al aborto

En la presentación en sociedad de No mires arriba, en 2021, Jennifer Lawrence nos sorprendía mostrando al mundo su avanzado estado de gestación. Ahora que ya se ha convertido en madre primeriza con 32 años, la actriz ha hablado por primera vez de la maternidad, entrando en el terreno de su vida privada, algo inhabitual en ella.

En una entrevista del número de octubre de la edición estadounidense de Vogue, Lawrence ha contado que ha tenido un niño al que ha llamado Cy, nombre elegido en honor al pintor estadounidense Cy Twombly. uno de los artistas favoritos de su esposo, el galerista Cooke Maroney.

Pero eso ha sido lo de menos, porque lo realmente importante han sido sus declaraciones sobre la maternidad y el aborto, un tema candente en Estados Unidos.

La actriz de Los Juegos del Hambre es una mujer sensata y habla sobre la maternidad con un punto de cautela no muy habitual. Es consciente de que una experiencia tan brutal no es igual para todas las mujeres, pero se ha sentido con la confianza suficiente como para explicar su propia experiencia.

“La mañana después de dar a luz, sentí que toda mi vida había empezado de nuevo. Como si ahora fuera el primer día de mi vida. Me quedé mirando. Estaba tan enamorada. También me enamoré de todos los bebés del mundo. Los recién nacidos son tan increíbles. Son esos pequeños supervivientes rosados, hinchados y frágiles. Ahora amo a todos los bebés. Ahora escucho a un bebé llorando en un restaurante y pienso: Awwww, preciosoooo“, afirmó.

La actriz no ha querido dar más detalles sobre cómo es su hijo, pero sí ha querido explicar las nuevas preocupaciones a las que se enfrenta tras su reciente maternidad: “Mi pequeño va a crecer y tendrá que ir al colegio algún día. Las armas son la causa número uno de muerte en niños en Estados Unidos. Y la gente sigue votando a políticos que reciben dinero de la Asociación Nacional del Rifle. Me explota la cabeza”, comenta a Vogue.

Pero quizá la parte más sensible de la entrevista de Jennifer Lawrence en Vogue USA haya sido aquella en la que habla abiertamente de su opinión y su experiencia con el aborto.

Jennifer Lawrence y el aborto

La actriz, ganadora del Oscar por su papel en El lado bueno de las cosas, ha relatado que, antes de tener a su hijo, sufrió dos abortos. El primero fue cuando tenía 20 años y, aunque en aquel momento decidió interrumpirlo de forma voluntaria, finalmente tuvo un aborto espontáneo. La segunda ocasión también fue un aborto natural, durante el rodaje de la película de Netflix No mires arriba.

Tanto su reciente maternidad como la situación actual estadounidense, le han hecho reflexionar sobre el aborto. Ahora que el Tribunal Supremo ha derogado este derecho y que la mayor parte de este órgano judicial fue elegido durante el mandato de Trump, la actriz no ha dudado en opinar sobre el tema: “Me rompe el corazón porque América tenía que elegir entre una mujer [Hillary Clinton] o un peligroso ‘bote de mayonesa’ [Trump]. Entonces dijeron: ‘Bueno, no podemos tener a una mujer. Vamos con el ‘bote de mayonesa'”.

Y esto es lo que le ha hecho distanciarse de su conservadora familia, sobre todo desde las elecciones de 2016. Eso sí, ha confesado que ahora intenta revertir esta situación a través de su hijo recién nacido.

SARA FLAMENCO

Noticias Relacionadas