La fabulosa historia de Dolly Parton

La fabulosa historia de Dolly Parton

Todos conocemos el rostro de la Reina del country aunque este género musical no esté demasiado extendido en nuestro país. Pero cuando mencionan a Dolly Parton, su imagen invade nuestro cerebro, tanto la real como la creada por Matt Groening en Los Simpson.

Con 76 años, Parton sigue en activo y eso que empezó su carrera extremadamente joven, con sólo 9 años, cantando en programas de radio de la estación WIVK Radio y en el programa de televisión The Cas Walker Show. Con sólo 13 años publicaba su primer sencillo, Puppy Love, que no tuvo demasiada repercusión, pero no se desanimó y, cuando cumplió los 18, se mudó a Nashville para cumplir su sueño.

Allí compuso numerosos temas para otros pero no fue hasta 1967 cuando su carrera en solitario despegó. Ese año se unía al programa semanal de música country de Porter Wagoner, con quien fundó un dúo que la catapultó a la fama.

Dolly no dejó de cultivar su carrera en solitario y, cuando el dúo se disolvió en 1976, afianzó su carrera como solista con álbumes tan exitosos como Jolene y All I Can Do que incluían éxitos como I Will Always Love You, que alcanzaría éxito planetario con la versión de Whitney Houston.

A pesar de que el country siempre ha sido su zona de confort, la artista no ha tenido miedo de arriesgar y en la década de los 90 experimentó con el bluegrass, editando una trilogía discográfica que obtuvo un éxito rotundo tanto de crítica como de público. Y no se quedó ahí, ya que también probó con el gospel, el pop, el rock y el folk-rock.

Carrera cinematográfica

Pero no sólo de música ha vivido Dolly Parton. La artista debutó en el cine en 1980, representando el papel de Doralee Rhodes en la película Nine to Five (Cómo eliminar a su jefe). Por este trabajo fue nominada al Globo de Oro como Mejor actriz de comedia o musical y como Nueva estrella del año.

Se envalentonó y protagonizó la comedia Straight Talk, pero aquí la crítica no fue tan benévola con ella. Después de varias apariciones en películas como Beverly Hillbilies e incluso papeles protagónicos en otros filmes como Unlikely angel, la artista terminó su carrera como actriz en la serie Hannah Montana, donde interpretaba a la tía de Miley Cyrus. Sorprendiendo a todos, Dolly declaró que haber aceptado ese papel había sido una de las mejores decisiones de su carrera.

Una reconocida filántropa

Si por algo se ha caracterizado Dolly Parton durante toda su carrera es por su discreción, no queriendo formar parte de polémicas políticas o religiosas para no ofender a nadie. Pero eso no quita que tenga sus propias opiniones sobre las cosas y no duda en demostrarlo con hechos cuando lo considera necesario.

En los años 80 comenzaba su campaña de alfabetización Dolly Parton’s Imagination Library a través de la cual regala libros a niños angloparlantes de familias con bajos recursos. Ha hecho campañas con PETA para que las familias no tengan a sus perros atados con correas en la calle, aportó dinero para hospitales e investigaciones oncológicas de la deprimida zona donde nació e incluso ha financiado a la American Eagle Foundation para preservar al ave que da símbolo a su nación, el águila calva.

Pero, sin duda, una de sus mayores aportaciones fue a la Cruz Roja norteamericana y otras organizaciones benéficas para luchar contra el VIH.

Hasta los últimos años, que se conoció que la artista donó un millón de dólares a los fondos para la investigación del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt para investigar la vacuna contra la COVID. Y gracias a su donación (entre otras cosas, por supuesto) surgió la vacuna Moderna, que ha ayudado a personas en todo el mundo.

Una artista polifacética donde las haya y que no ha olvidado sus raíces como parte de una familia humilde y de pocos recursos. A pesar de que no se posicione en la gran mayoría de asuntos (lo que le ha valido varias críticas), está claro que cuenta con el cariño de su nación y del mundo entero.

Noticias Relacionadas