Fuga de suscripciones en Netflix: miles de bajas y caída en Bolsa

Fuga de suscripciones en Netflix: miles de bajas y caída en Bolsa

Cambio radical de paradigma en el mundo del streaming. Veamos.

Netflix presentaba este martes los resultados del primer trimestre del año 2022.

Las expectativas, según la compañía había vendido previamente, apuntaban a un crecimiento de 2,5 millones de suscriptores a la plataforma, para superar los 224 millones de abonados en todo el mundo.

Pero los cálculos han fallado. Mucho.

En vez de subir, la compañía ha tenido que asumir un hecho histórico, y es que por primera vez, Netflix ha perdido suscriptores en el cómputo global del trimestre. En concreto, 200.000 suscriptores. 

Pero las malas noticias para el gigante rojo del streaming no quedan ahí, pues las previsiones para el segundo cuatrimestre han cambiado y ahora indican que Netflix podría perder otros dos millones de suscriptores a finales de junio de 2022. Estos datos han llevado a la compañía a caer hasta un 25% en Wall Street.

El titular de The New York Times resume el panorama al que se enfrenta la compañía: “Netflix pierde suscriptores por primera vez en una década y espera perder millones más”. ¿Millones?

¿Qué ha ocurrido? Desde la propia compañía lo señalan en un comunicado: ha ocurrido la competencia. “El streaming está ganando terreno a la televisión lineal, como predijimos, y los títulos de Netflix son muy populares en todo el mundo. Sin embargo, nuestra relativamente alta penetración en los hogares combinada con la competencia, está creando vientos en contra del crecimiento de los ingresos“.

Esta competencia, a día de hoy, tiene tres nombres propios: Disney Plus, HBO Max y Amazon Prime Video. Las tres plataformas han dado un salto de calidad notable con sus últimos movimientos.

Disney Plus alcanzaba en marzo de 2021 los 100 millones de suscriptores, una cifra que había previsto… ¡para 2024! Su catálogo de grandes estrenos y clásicos es un caramelo para los usuarios.

HBO Max, tras la fusión con Warner, ha apuntalado la rama de cine, donde más cojeaba y ahora, a sus series clásicas, suma pelotazos como The Batman, a los 45 días de su estreno en cines.

Mientras, Amazon Prime Video ha apostado por un catálogo inmenso, al estilo Netflix, pero con una diferencia de precio notable. En España, los 36 euros al año de su suscripción, en la que además se incluyen otras ventajas como envíos gratis o Amazon Music, entre otros, han llevado al gigante del ecommerce a los 205 millones de usuarios, acechando el trono que mantiene Netflix desde tiempos inmemoriales.

¿Cuál será el próximo movimiento de Netflix? Periodistas especializados apuntan a que la modalidad más económica de suscripción con publicidad, que ya está disponible en Estados Unidos, podría extenderse a otros mercados, para así recuperar parte de cuota y seguir creciendo. No obstante, son solo suposiciones y está por ver qué ocurre.

Ahora, lo que está claro es que la Guerra del Streaming es, a día de hoy, más encarnizada, igualada e interesante que nunca. Que haya competencia, siempre es bueno para el usuario. 

ADEMÁS: Cuando Blockbuster rechazó comprar Netflix por 50 millones de dólares

Noticias Relacionadas