Las reacciones en Hollywood al violento gesto de Will Smith

Las reacciones en Hollywood al violento gesto de Will Smith

Que CODA se llevase la estatuilla a mejor película o que Penélope y Bardem se fueran a su casa de vacío quedó en un segundo plano ante el momentazo de la noche: el bofetón con la mano abierta de Will Smith a Chris Rock.

El comediante hizo un desafortunado chiste que tenía a Jada Pinkett Smith como protagonista, comparándola con la teniente O’Neil y el Príncipe de Bel Air quiso vengar a su amada al más puro estilo vikingo (o, simplemente, al modo heteropatriarcal de toda la vida -“¡A mi santa ni la mientes!”-)..

Bien es cierto que el chiste fue de mal gusto, ya que la actriz confesó que sufre de alopecia autoinmune desde 2018, por lo que no le hizo demasiada gracia que Rock se refiriese a su enfermedad, pero de ahí a soltarle un golpe en pleno escenario de la gala de los Oscar, hay un trecho.

Fue todo tan inesperado, que los actores que se encontraban en patio de butacas no sabían si aquello formaba parte del espectáculo o de verdad habían asistido a un momento de violencia sin sentido, por lo que sus caras eran un poema.

Sí, Nicole, eso que has visto era real ¿Y qué me decís de la cara de Lupita Nyong’o, que se sentaba justo detrás de Smith? La actriz no sabía ni por dónde le daba e aire.

Pero todo adquirió un cariz más surrealista (si cabe) cuando se anunció el ganador del premio a mejor actor, que recayó sobre… ¡Will Smith! ¿Creíais que iba a entonar el mea culpa? Pues no. Bien es cierto que se disculpó con la academia y con el resto de nominados, pero justificó su acto con una frase tan manida como tóxica: “El amor te hace hacer locuras”.

Las redes sociales bullían de excitación ante lo ocurrido, empezando por Jayden, el hijo de Smith, que justificó a su padre con un categórico “así es como lo hacemos nosotros”.

La Academia no se quedó callada tampoco, y condenó la violencia vivida sobre el escenario del Dolby Theatre.

Judd Mann Apatow, realizador y humorista estadounidense, se sorprendió por la violenta reacción de Will, asegurando que era “pura rabia y violencia fuera de control”.

La actriz Sophia Bush, por su parte, es un poco más benévola con Smith y, aunque condena la violencia de su reacción, también afea el comentario de Rock.

Sea como sea, parece que la indignación duró poco, y Will Smith se marcó un bailecito con su estatuilla en la fiesta de Vanity Fair.

Adoro a Will Smith, pero creo que se le fue la olla completamente… ¿tú qué opinas? Porque quien no tenga opinión sobre este asunto (y no la haya expresado en las últimas 24 horas) o vive en una isla desierta sin conexión wi fi o es un extraterrestre recién llegado al planeta tierra.

SARA FLAMENCO

Noticias Relacionadas