Anna Bosch en el punto de mira de Pérez Tornero, presidente de RTVE, recibe el apoyo del Consejo de Informativos

Anna Bosch en el punto de mira de Pérez Tornero, presidente de RTVE, recibe el apoyo del Consejo de Informativos

Malos tiempos para la lírica y para RTVE

A unas audiencias empobrecidas y polémicas varias con algunos de sus programas y series, se suma ahora una petición de amparo solicitada por una de las periodistas con más solera en el Ente Público: Anna Bosch. Petición inmediatamente concedida por el Consejo de Informativos ante la gravedad de la situación.

Resumen del resumen: el presidente de RTVE, Manuel Pérez Tornero, llama a su despacho a una periodista (Anna Bosch), le dice le acompaña un abogado y procede a abroncarla por un tuit en el que se incluye una información crítica con el Ente Público. De paso, Pérez Tornero menciona a otro periodista (Xabier Fortes) del cual dice tener informaciones que le han pasado sobre sus actividades subversivas.

La periodista ha pedido amparo al Consejo de Informativos, tras ese complicado encuentro con el presidente de la Corporación, José Manuel Pérez Tornero.

Todo comienza cuando Anna Bosch se hace eco de una noticia exclusiva de Bluper en la que se informa que RTVE habría desviado parte de presupuesto dirigido a promocionar RTVE Play a La Gran Consulta. 

Mediante Twitter, la periodista señala que RTVE Play es la forma que tiene el Ente Público de captar al público juvenil que perdieron hace tiempo.

Para qué queremos más.

En un duro comunicado, el Consejo de Informativos explica el episodio sufrido por Anna Bosch. Pérez Tornero llamó de urgencia a la periodista, quien no ostenta cargo directivo alguno, a su despacho. Una reunión en la que también estuvo presente Alfonso Morales, secretario general de RTVE, en calidad de abogado, según se le hizo saber a la periodista.

El objetivo de esta llamada, a la que Anna Bosh acudió sola, era reprocharle ese tuit, algo que desde el Consejo de Informativos consideran “inaudito”, pues era un tuit “sin descalificar”. A esto se suma el hecho de “convocar a una trabajadora a un despacho, sin asistencia, y hacerlo en presencia de una persona que se presenta como abogado, deja a Anna Bosch en situación de vulnerabilidad y coercitiva“.

Una situación entre lo kafkiano y la persecución (bastante inexplicable en un medio pùblico) de la libre expresión.

Los apoyos de periodistas de renombre a Anna Bosch (y de paso a Xabier Fortes, a quien también mencionó el presidente de RTVE porque dijo tener “dossieres” en los que se advertía de que este periodista es otro sedicioso) no se han hecho esperar.

El Consejo pedía “una explicación inmediata por parte de la Presidencia” y la ha tenido, aunque no ha sido todo lo satisfactoria que cabría esperar. En un comunicado, la Presidencia de RTVE asegura que la reunión con Anna Bosch se debería haber realizado semanas antes, pero no se hizo por “problemas de agenda”

El espíritu de la reunión, según el comunicado, era informar a Anna Bosch de “los mecanismos que tiene a su disposición para formalizar las quejas o denuncias“. En cuanto a la presencia del abogado en el asunto, afirman que éste ofreció “colaboración activa para ayudar a Anna Bosch en lo que fuera necesario”.

¿Realmente, Anna Bosch habría pedido amparo, de haber sido así la reunión? ¿Realmente era necesaria la presencia de un abogado para explicarle a una empleada que tiene un mail de sugerencias y un buzón de quejas?

Como diría un sabio como Chumlee: “No lo sé, Rick, parece falso“.

Noticias Relacionadas