¿Vuelve ‘Grand Prix’? ¿En serio?

¿Vuelve ‘Grand Prix’? ¿En serio?

Con enero aún por terminar, es aventurado decir que 2022 vaya a mejorar a los dos años anteriores. Ahora, hay fundamentos para tener fe en que así sea.

Y uno de ellos es el Grand Prix, es el Grand Prix, el programa del abuelo y el niño…

Lo que comenzó de forma espontánea, con la visita de Ramón García al Twitch de Ibai Llanos, va a acabar convertido en una realidad que España entera está celebrando: el regreso del Grand Prix de Verano. 

ADEMÁS: La actriz que se niega a volver a ‘La que se avecina’

El presentador y el streamer se han aliado para recuperar el mítico programa y, aunque ya se conoce algún detalle de cómo será el programa, aún queda mucho por saber y muchas sorpresas por desvelar.

 

No obstante, y a la espera de confirmar la fecha de lanzamiento y número de capítulos que se emitirán, así como el formato que tendrá, sí que se sabe que el Grand Prix 2.0 no contará con una de sus pruebas míticas: la vaquilla. A pesar de su popularidad, los tiempos han cambiado y es algo que, directamente, se ha descartado.

Tal y como adelantó Ramón García en el canal de Twitch de Ibai Llanos, sí que se mantendrán pruebas como «los Troncos Locos o los Bolos». De hecho, Ibai adelantaba que sería «más un programa de pruebas«, que tendrá en Twitch su plataforma de emisión.

El reto de esta nuevo formato es recuperar el espíritu competitivo y buenrollero del programa, recoger a la audiencia que lo disfrutó durante 14 años en televisión y enganchar a la nueva generación de espectadores digitales. A priori, tienen la pareja perfecta para que esto funcione pero está por ver el resultado. 

 

 

 

De momento, no hay más que echar un ojo a los comentarios para darse cuenta el cariño que el público le tiene a un programa familiar de los que ya no se hacen.

Como tampoco se hacen ya las rimas fáciles con las que presentaban a las vaquillas. Si alguien no recuerda, eran algo así como «La vaquilla Teresa, que gusta de comer en mesa». Ése era el nivel… ¡y nos encantaba!

ADEMÁS: Cuando lo que pides y lo que te llega a casa no es lo mismo