Woody Allen no se retira

Woody Allen no se retira

Una entrevista en La Vanguardia con titular contundente (“Haré una película más y me dedicaré a escribir”) provocó un seismo de informaciones replicadas en las que se hablaba del adiós de Woody Allen al cine.

Pero parece que no.

Y ello aunque en la entrevista reallizada por Xavi Ayén abundaban las frases que apuntaban a una retirada inminente: “Es un buen momento para detenerse” afirmaba Woody Allen, asegurando además que su próximo filme “será parecido a Match Point, emocionante, dramático y además siniestro”.

El director de cine promocionaba su libro de cuentos Gravedad cero, y sugería que quería centraru actividad en escribir su primera novela.

Pero llegó el desmentido. Según ha recogido The Guardian, la oficina que ejerce labores de portavocía del director ha aclarado: “Woody Allen nunca dijo que se retiraría, ni dijo que escribiría otra novela. Dijo que estaba pensando en no hacer películas, ya que hacer películas que van directamente o muy rápido a las plataformas de transmisión no es tan agradable, ya que es un gran amante de la experiencia cinematográfica. Actualmente, no tiene intenciones de retirarse y está muy emocionado de estar en París filmando su nueva película, que será la número 50”.

Un malentendido o quzás (jamás dudaríamos de la solvencia de un redactor de La Vanguardia) esas cosas que se dicen en una entrevista sin pensar demasiado y de las que luego uno se arrepiente.

Porque no es la primera vez que Woody Allen habla de una posible retirada.

A finales de junio, en una entrevista concedida a Alec Baldwin, Allen ya señalaba su desilusión con el cine. “Cuando solía hacer un filme, este se proyectaba en salas de todo el país. Ahora haces una película y se proyecta un par de semanas en un cine. Tal vez seis semanas o cuatro semanas y después va directa a streaming o suscripción… No es lo mismo… Ya no lo disfruto tanto“, subrayaba.

Y es que parece que Woody Allen le tiene la guerra declarada al streaming, hasta tal punto que ha reconocido que no consume productos audiovisuales de ningún tipo por esta vía: “No me lo paso igual de bien. Era agradable saber que quinientas personas o grandes grupos estaban viendo una película a la vez. No sé cómo me siento respecto a hacer cine“, decía.

Son muchos los directores y actores que no se sienten del todo cómodos con la deriva que está tomando la industria cinematográfica, primando la inmediatez y la disponibilidad del contenido por encima de la calidad. Lo que está por ver es cómo puede afectar esto al séptimo arte.

De momento, Woody Allen tiene en marcha su película número 50, titulada provisionalmente Wasp 22 y que se rodará en París.

Noticias Relacionadas

¿Qué fue de Silke?

People & Trends

La recordarán ustedes como la estrella fulgurante que fue en los años 90 con películas como Tierra, Hola, ¿estás sola? o Kilómetro 0. Su rotundo carisma, su autenticidad…

+