'Late Motiv' convierte a Puigdemont en Indiana Jones (en busca de la urna perdida)

Los montajes de Late Motiv están de vuelta. Tras un tiempo de barbecho, y aprovechando el conflicto catalán, el programa de Andreu Buenafuente ha vuelto por sus derroteros con un montaje a la altura de la situación política. 

En el mismo, el programa de #0 ha convertido a Carles Puigdemont en todo un Indiana Jones

Como era de esperar, su primera misión ha sido encontra la urna perdida. 

ADEMÁS: Quién conoce a Alejandra de Rojas

Con la ayuda de un Oriol Junqueras, haciendo las veces de Tapón, su inestimable ayudante, el presidente de la Generalitat entra en el templo maldito a recuperar la urna sagrada de la democracia. 

Lo curioso es que tras conseguir su objetivo y esquivar la muerte en forma de bola gigante, como Harrison Ford hiciera en 1984, Puigdemont Jones se encuentra cara a cara con su archienemigo. 

mariano-rajoy-se-mete-en-la-piel-del-capitan-blumbertt

ADEMÁS: 'El Intermedio' más musical: del reggaeton de Puigdemont a la salsa de Rajoy

Un Capitán Blumburtt interpretado por Rajoy quien le arrebata, en el último momento, la preciada urna sagrada de la democracia, impidiéndole así llevar a cabo el legendario procés. 

Tal y como avanzó Andreu Buenafuente, no será el último montaje que hagan al respecto, para deleite de los fans del programa. 

Fotos y vídeo: Late Motiv

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas