Late Motiv convierte a Trump en Tony Montana (sí, en la escena que estás pensando)

En un ejercicio de imaginería tremendo, los chicos de Late Motiv han recreado como creen ellos que ha sido el primer día de Donald Trump en la Casa Blanca. Más blanca que nunca, visto lo visto. 

tony-trump-montana-y-su-primer-dia-en-la-casa-(mas)-blanca

Y es que, además de retirar sites en castellano, cargarse el Obamacare o promover el anti-abortismo, al nuevo presidente de los Estados Unidos, le ha dado tiempo a montarse una fiesta en su despacho privado. Una fiesta que, eso sí, no ha terminado bien. 

ADEMÁS: Barron Trump o el bostezo en la toma de posesión (ha nacido una estrella)

Desde el programa de #0 han sustituido al mítico Tony Montana, interpretado por un inolvidable Al Pacino, por el recién estrenado jefe del mundo libre. ¿Exagerado? Viendo el vídeo, no son pocos los que dirían que se ha quedado corto. 

otra-cosa-no,-pero-a-jose-andres-nunca-le-queda-la-comida-sosa...

Ahora, lo más preocupantes del montaje es llegar a pensar que el futuro del planeta esté en manos de José Andrés. Ojo, nos cae fenomenal y es un cocinero excelente, pero como que no le vemos como justiciero. Sea como sea, si tenemos que agarrarnos a una esperanza, que ésta esté en manos de un asturiano da ciertas garantías. In Chef we Trust. La actitud del cocinero es del todo menos Sosa. 

ADEMÁS: El chef José Andrés lanza un órdago a Donald Trump para finalizar su batalla judicial

Además, el chef española sabe bien cuál es el precio del dinero. Sobre todo, porque está de juicios con Donald Trump por una cantidad más que relevante: 40 millones de dólares

Fotos y vídeo: Late Motiv

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas