Rivera y Rajoy intentan exorcizar a una feminista

Absolutamente glorioso. 

En 'Late Motiv' están en racha y de la mano de los chicos de 'United Unknown', se han marcado uno de los mejores montajes de la historia del programa. 

Usando como base una de las películas de terror más reconocidas de la historia, 'El Exorcista', y una de sus escenas capitales, han creado una auténtica obra de arte del modernismo político. 

ADEMÁS: El bolso más buscado esconde, además, un inesperado secreto

Con Mariano Rajoy en el papel del padre Merrin, y Albert Rivera en el del padre Karras, los dos líderes de PP y Ciudadanos, acuden a casa de una feminista Linda Blair para sacarle de dentro el demonio del feminismo. 

Enviados por José Ignacio Munilla, el obispo de San Sebastián, los dos políticos conservadores tienen claras las premisas. "Es especialmente importante evitar todo diálogo con el demonio. Podemos preguntar lo necesario pero el demonio es mentiroso, así que no le escuche". 

ADEMÁS: Las 25 mejores películas de miedo

La frase es original de la película pero bien podría aplicarse a la realidad. Una realidad en la que el Gobierno no atiende a razones y descarta el diálogo en casi todos los frentes abiertos que tiene, especialmente el referido a la igualdad salarial o los derechos de la mujer que se reivindican este 8 de marzo

La 'dulce' Regan McNeil les recuerda que "al patriarcado se le ha acabado el chollo", mientras vocifera, con voz de ultratumba, 'feminismo, feminismo'. 

ADEMÁS: 10 películas de terror eróticas (porque el miedo puede ser sexy)

Por desgracia, el vídeo es tan corto que no terminamos de saber si, finalmente, los dos curas consiguen vencer al demonio del feminismo. Esperemos que haya segunda parte y que desvele el final de la historia

Fotos y vídeo: Late Motiv

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas