Así eran los actores de The Walking Dead, antes de la serie

Siempre hay un pasado, un antes en cualquier actor o actriz, y los protagonistas de la aclamadísima The Walking Dead también lo tuvieron, antes de que sobrevivieran a un apocalipsis zombie. 

Ahora que vuelve la serie de AMC, este próximo domingo, es un buen momento para recordar cómo eran muchos de los supervivientes, antes de que tuvieran que dedicarse a sobrevivir y pasaran a formar parte del elenco de la serie. 

Primero hay que recordar al protagonista principal y héroe de la trama. Y es que Rick (Andrew Lincoln),antes de ser un un tipo duro capaz de enfrentarse a la situación más complicada e inesperada, fue un romántico empedernido. Cualquiera caería rendida a su manera de intentar enamorar a Keira Knightley en Love Actually. Esa sucesión de carteles escritos con rotulador podían conquistar a la más complicada. 

Todos tienen un pasado

Mucho menos romántico era el pasado de Norman Rheedus (Daryl), que tampoco es que en la trama saque a relucir su corazón. Es uno de los tipos duros de la trama y así también se le vio en Blade II, donde fue dirigido por Guillermo del Toro.

Antes de actuar fue descubierto por un director mientras trabajaba en una tienda de reparación de motos. A su trabajo como actor en sus inicios sumó su faceta de modelo. Y es que Rheedus desfiló para marcas como Prada o Levi's.

Pero no sólo los hombres de The Wlaking Dead tienen un pasado antes de la serie, sino que algunas chicas como Carol (Melissa Mcbride) tienen un amplio currículum a las espaldas, más allá de la superviviente más luchadora que interpreta en la actualidad. Aunque también fue una superiviviente al compartir planos con Chuck Norris en Walker Texas Ranger

A Mcbride la hemos visto en Dawson Crece y en La Niebla donde ya fue dirigida por Frank Darabont. Pero no ha sido hasta ahora cuando se ha consolidado como una estrella. 

Mucho menos pasado tiene un actor que cuenta con 16 años como es Chandler Riggs, que antes de ser Carl Grimes (protagonista de los memes más locos de la red) en la serie tuvo algunos papeles tanto en cine como en teatro. Fue en el musical de El mago de Oz donde se dio a conocer. Lo cual le valió para contar con otras oportunidades como Get Low. Un filme en el compartió planos con un actor de la talla de Robert Duvall. 

Los hay que empezaron muy jóvenes

Con mucha más carrera cuenta Lauren Cohan (Maggie) a la cual vimos como una vampiro en Crónicas vampíricas o compartiendo protagonismo con el inolvidable Heath Ledger en Casanova, donde él intentaba conquistarla y ella demostraba que ya era toda una guerrera

Y si de recordar el pasado de una guerrera va el asunto es imposible obviar a Michonne y a la actriz que le da vida, Danai Gurira. La actriz estadounidense de origen zimbabuense hizo sus pinitos en series de culto como Treme de HBO. Aunque en su historial destaca también su paso, episódico, por series como Ley y orden y Life on Mars. 

Quien también tiene su pasado es Glenn (Steven Yeun). Aunque en su caso el actor surcoreano no tuvo muchos papeles antes de lanzarse al estrellato con The Walking Dead. Más allá de personajes episódicos no tuvo un papel largo antes de Glenn. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Le ha costado más de un lustro pero, por fin, Netflix se ha elevado en una ceremonia de premios

Ha sido de la mano de su serie más reconocible, The Crown, que se ha llevado hasta siete galardones en la sección de drama. 

En el caso de la comedia, a pesar de haber estado más repartido, la sensación que queda es que Ted Lasso (Apple TV+) ha dominado gracias a sus cuatro premios. La realidad dice que Hacks ha estado a punto de aguarle la fiesta con sus tres Emmy. 

Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 fueron terreno abonado para los slasher. Este género que nació a finales de los 70, con Halloween y floreció durante la década de los 80, tuvo una segunda edad dorada en la última década del siglo XX con títulos como Scream, Destino final y, Sé lo que hicisteis el último verano.

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Páginas