Fitzgerald Thomas Grant III, un Scandal de presidente USA

Scandal es, desde hace tiempo, un clásico de la actual televisión USA. El show, que gira en torno a la agencia de control de crisis Olivia Pope & Asociados, ha enganchado a millones de personas en todo el mundo. ¿Los motivos? Muchos pero básicamente dos: Olivia Pope y Fitzgerald Thomas Grant III, Fitz, el presidente USA más sexy de la historia televisiva. 

Fitz conquista por igual a hombres y mujeres. No sabemos si será por su saber estar, por sus dotes de líder o por su sex appeal, pero con éste papel Tony Goldwyn ha robado el corazón de los espectadores que han seguido todos y cada uno de los capítulos de las cuatro temporadas de la serie.

Tony Goldwyn es un actor y director americano que ya era conocido anteriormente por encarnar al villano Carl Bruner en la película Ghost. También interpretó a Kendall Dobbs en Designing Women y le puso voz al personaje de Disney, Tarzán, en la película del mismo nombre.

Además, ha trabajado en distintas series de televisión como Anatomía de Grey (de la que dirigió dos episodios), Dexter (actuó en un capítulo y dirigió cuatro), actuó en Divergente y, por supuesto, en Scandal, además de algunas obras de Broadway.

Una campaña presidencial muy ajetreada

Eso sí, ha sido la serie de Shonda Rhymes la que le ha dado estatus de estrella mundial. En Scandal, Tony Goldwyn se mete de lleno en su papel del flamante Presidente Fitzgerald Thomas Grant III, el número 44 de los Estados Unidos. Su personaje tuvo una anterior carrera militar en la Marina americana. Es republicano y se rumorea que su carácter es un reflejo del expresidente verdadero de los Estados Unidos de 2001 a 2009, George W. Bush Jr.

Fitz está casado con Mellie Grant, con quien tiene tres hijos, dos niños y una niña (Jarry, Karen y Teddy). Pero él de quien realmente se enamora es de Olivia Pope. Con ella tiene una apasionada aventura durante su campaña presidencial y sus primeros meses como presidente.

La serie hace que el espectador se meta de lleno en la piel de Olivia y de Fitz. Ellos se aman a pesar de las imposiciones que los Estados Unidos le establecen al Presidente, de los rumores y los comentarios en la prensa, del disgusto de Mellie al enterarse y de la oposición a esta relación del jefe de gabinete de Grant, Cyrus Beene. No sabemos cómo lo consiguen pero ambos hacen que los seguidores de la serie sientan empatía con ellos y apoyen su relación. Ambos nos encantan. La elegancia de Olivia y lo distinguido de él.

Y lo mejor es que si aparcamos al personaje y nos centramos en el actor, la cosa mejora más todavía. Cierto es que no poee el cargo de presidente, pero es más cercano a sus fans, si cabe. Tony Goldwyn es un tuitero consumado y no para de bromear e interactuar con sus más de 320.000 followers y sus compañeros de reparto. Y es que todo el equipo de Scandal lo da todo en Twitter, sobre todo durante la emisión de los capítulos. 

Además, Tony es un tipo afable y accesible. Muy de selfies, muy de abrazos y muy de sonrisa perfecta. Da gusto hacerse fotos con él. Siempre sale perfecto. Incluso cuando la foto es con el mismísimo Presidente real de los Estados Unidos, Barack Obama. Viendo a ambos juntos, costaría decidir cuál es el verdadero dirigente. Vaya planta se gastan ambos. Eso sí, de momento, y por muy bien que nos caiga Obama, seguiremos siendo del #TeamFitz. 

Fotos: Twitter y ABC 

Ver resumen Ocultar resumen

Los 90 fueron terreno abonado para los slasher. Este género que nació a finales de los 70, con Halloween y floreció durante la década de los 80, tuvo una segunda edad dorada en la última década del siglo XX con títulos como Scream, Destino final y, Sé lo que hicisteis el último verano.

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta ha sido lanzada por Quique Peinado en un tuit con su correspondiente errata (¡ningún tuit perfecto!). Pero se entiende lo que quería transmitir. Y claro que lo ha entendido el personal. El propio Quique Peinado mencionaba Dawson crece como ejemplo de serie con protagonista involuntariamente idiota. O sea, en el guión tenía que ser el bueno, el admirado, el papel positivo, el personaje principal al que venerar.

Y no.

Caía mal.

A Quique Peinado al menos. Y hay más ejemplos

Páginas