La entrevista más surrealista de Celia Villalobos en Al Rojo Vivo que le hizo trending topic

Celia Villalobos ha sido entrevistada en la jornada de este viernes en Al Rojo vivo por Cristina Pardo, que comanda el programa mientras Antonio García Ferreras se encuentra de vacaciones o como diría la propia Cristina hace de Karanka del director de La Sexta. 

La periodista comenzó sus preguntas a la que fuera vicepresidenta del Congreso y con ellas se iba a iniciar una de las entrevistas menos comprensibles, más kafkianas y surrealistas -en ciertos puntos- que se recuerdan de la política andaluza.

Y eso que antes había pasado por el programa Carles Campuzano del Partido Demócrata de Cataluña, que también había dejado algún que otro momento para el recuerdo; pero lo de Villalobos fue otro nivel.

ADEMÁS: La carrera política de Celia Villalobos y sus momentazos

Una muy tensa entrevista

El primer rifirrafe entre la señora presentadora (así bautizó a Cristina Pardo Celia Villalobos) y la diputada del Partido Popular llegó acerca de las opciones de Mariano Rajoy de ser presidente del Gobierno. Pardo le preguntó sobre por qué sabía que lo iba a ser seguro. La ex ministra dijo que lo sabe y no dio más explicación. Acabó saliendo hasta la posibilidad de que contara con una bola de cristal.

La tensión fue subiendo y llegó a un muy alto nivel con el procesamiento del Partido Popular, por el borrado de los discos duros de los ordenadores de la sede del PP. Villalobos decía que no estaban procesados, Cristina Pardo defendía que sí, la diputada hablaba de que es lo normal y Cristina Pardo recordaba que la ex alcaldesa de Málaga habíadicho que la jueza tenía un primo de Izquierda Unida. Insinuando que eso le podía influir.

Villalobos dice que eso es mentira, que ella no ha dicho nada así. Cristina Pardo dice que ella no es quien está mintiendo y pide que sus compañeros pongan la entrevista que concedió a Espejo Público. Aquella en la que llamaba Hilaria a Hillary Clinton. 

Un final apoteósico

El rifirrafe va subiendo y se da paso al vídeo en cuestión. En el cual se observa que Villalobos sí dijo lo del primo. En una huída hacia adelante le dice que "eso es coger el rábano por las hojas". Sé que le tiene que buscar punta a todos los lápices pero en este caso no hay lápiz para sacarle punta". Cristina Pardo respondía y decía que no era ella, sino que eras las asociaciones de jueces quien se había quejado. 

La tensión seguía sin abandonar el plató. Cristina Pardo decía que prefería avanzar y le preguntó sobre aquello del Candy Crash. A lo cual la que fuera vicepresidenta quiso responder diciendo que a ella se le critica cuando otros juegan al Pokemon Go (poniendo el acento en la última sílaba de Pokemon).

ADEMÁS: Las mayores broncas de las tertulias políticas 

En todo momento se refería a Pardo como señora presentadora y ésta le recordó que se llamaba Cristina, que era absurdo que no se hablaran por su nombre.  Para eso también tuvo explicación y también extraña: "Perdona Cristina, es que yo no te veo, me hubiera gustado estar alli a tu lado. Veo una cámara y a un señor con barba detrás de ella". Una respuesta que hizo que las risas de los asistentes a la tertulia comenzaran a reírse. Y fue un colofón perfecto para una entrevista surrealista. 

Fotos: Atresmedia

Vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

De los creadores de "la nieve no existe, es plástico" o "la vacuna tiene microchips para que Bill Gates nos controle", llega el cierre de la trilogía negacionista: "el volcán orquestado". 

La entrega que no vimos venir. La secuela que nadie pidió pero que Twitter necesitaba. El brindis al sol más gratuito que jamás se ha echado alguien en redes sociales. 

Ver resumen Ocultar resumen

¿Por qué llevaba Pedro Piqueras 15 años esperando para salir del plató de Telecinco a presentar los Informativos? 

El volcán de la Isla de la Palma de Cumbre Vieja es la respuesta

Ni dos crisis económicas históricas, ni una pandemia, ni la Sálvame Fashion Week parecían ser lo suficientemente apocalípticas como para que el presentador saliera del plató de Telecinco

Ver resumen Ocultar resumen

Ante la fuerza desbocada de la naturaleza (y más si va a acompañada de ríos de lava y columnas de humo) se pueden producir diversas reacciones. La más habitual es salir corriendo no vaya a ser que el volcán haga como en Pompeya y nos deje convertidos en piezas de museo.

Pero también están quienes se lo toman con calma.

Y lo primero es llenar la barriga y luego ya veremos.

Al menos es lo que se desprende del audio incluído en un vídeo sobre los primeros momentos de la erupción en la isla de La Palma.

Páginas