Round 2: Mariló Montero y Fabiola, esposa de Bertín, se verán en la tele

Por fin se van a ver las caras. Uno de los duelos televisivos más esperados. Mariló Montero y Fabiola Martínez se van a encontrar , después de que tras la entrevista de Bertín Osborne a Mariló no gustara nada a la esposa del presentador de En la tuya o en la mía.

Y es que para la venelozona no fue plato de buen gusto ver a su marido con la presentadora en su habitación. Por ello, dijo que: "Yo he tenido a Carlos Herrera en la habitación y he sido más  respetuosa. Ahí lo dejo". 

Un pique entre ambas 

Unas declaraciones que anunciaban un pique entre ambas, si bien Bertín Osborne, en una entrevista en Vertele, se encargó pronto de intentar apagar ese supuesto fuego y dijo que "debió de ser un malentendido porque ella no dijo eso. Estaba yo delante, lo único que dijo es que fue muy Mariló" .

El presentador de TVE aprovechó para aclarar que Fabiola "no es celosa. Si lo fuera, a estas alturas tendría que haberse suicidado, porque yo siempre he estado rodeado de mujeres. No somos celosos ninguno de los dos". 

¿Y cuándo va a ser el reencuentro? Pues los espectadores tandrán que esperar aún para verlo en pantalla. Ya que la nueva visita de Mariló a la casa de Bertín se producirá cuando acuda Arturo Fernández. El cual irá de la mano de la navarra con la que mantiene una muy buena relación. Y es que el 'chatín' que representa al clásico galán español -otro estilo diferente al de Bertín- suele colaborar con asiduidad en La Mañana de La 1

El esperado momento, que a buen seguro puede reportar un buen dato en audiencia en el programa, se producirá después de las visitas de Los Morancos -que tuvo lugar este pasado miércoles con un gran 20%- y El Cordobés. 

Un programa que ya ha sido alargado y que se está convirtiendo de forma constante en el líder de las noches de los miércoles, con mejores datos que productos tan potentes como Top Chef en Antena 3 o la serie B&B en Telecinco. Eso sí, de momento más allá de prolongar la actual temporada no se ha firmado una ampliación mayor. 

No será porque Bertín Osborne se niegue, sino por otros motivos. Ya que como él mismo ha dicho "si fuera por los directivos de TVE me ampliarían dos años, pero hay que ver si siguen tras las elecciones. Dependerá de los que se queden o que los que entren quieran contar con nosotyros". 

Todo un éxito de audiencia

De momento, Bertín y su En la tuya o en la mía pueden argumentar que con los datos que lucen merecen ser renovados. Aunque no es algo que le quite el sueño, pues como dijo en Ecotuve: "Si los consejeros votan en contra de mi renovación me da igual porque iría a otra cadena"

Ahí dejó muchos más titulares y es que reconoció que no ha visto nunca una entrevista de Jordi Évole, aunque querría entrevistarle a él, pero al estar en otra cadena no puso ser. Como tampoco puede ser que entreviste a Felipe González, que Bertín también quiere, ya que de momento no habrá políticos en el programa. Con el duelo Marilo-Fabiola el público va bien servido.

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Quien haya ido a algún monólogo de Dani Mateo o le siga a menudo, conocerá el carácter de su padre. 

No obstante, para quien no tenga nociones del señor Mateo senior, basta con leer el tuit que el cómico y presentador le ha dedicado, para saber cómo se las gasta

Un padre de la vieja escuela, al que muchos reconocerán en sus propias carnes. 

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando 2020 estaba por terminar, el mundo, en general, y España, en particular, ansiaban la llegada de un 2021 en el que todo iría a mejor. 

En 2021 llegaron varias olas de coronavirus, el volcán de La Palma, el resultado de las elecciones en Madrid o Filomena, entre otras desgracias. 

Con 2021 en las últimas, no ha hecho falta llegar a 2022 para conocer una de las pesadillas que llegará con el nuevo añoLa Macarena. 

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho ha cambiado TVE desde 1978 hasta ahora. Una época en la que el Renault 5 y el Citroen CX eran los coches de moda y en la tele eran tendencia el bigote y la barba. 

Un 6 de diciembre de aquel año se votaba la Constitución y toda España estaba pendiente de qué saldría (si SÍ o si NO).

Los currelas todavía eran mayoritariamente hombres en las fábricas (y en casi todos los lados) y desayunaban un bocata de anchoas con queso regado con Soberano y los domingos se ponían Varón Dandy para oler bien.

Páginas