Tráiler de Sneaky Pete, el regreso a la tele de Bryan Cranston

AMC

Los nostálgicos de Walter White (¿Quién no lo es?) están de enhorabuena. Y es que Bryan Cranston vuelve al lugar de donde no se debe ir nunca. El actor que dio vida a uno de los personajes que ya han pasado a la historia de la televisión volverá a una serie. 

No será a Better Call Saul, pese a la de rumores -algunos fundados- que le sitúan en la segunda temporada de la serie de Vince Gilligan, que tan bien funcionó en la primera. Tal vez mantener la incertidumbre sobre si Heisenberg o Jessie Pinkman aparecerán en la vida de Saul Goodman sea uno de sus mejores ganchos. 

Y Cranston regresa no sólo como actor, sino que va a explotar su nueva faceta de productor. Será con Sneaky Pete, una ficción que cuenta la historia de un timador que decide suplantar la identidad de un compañero de celda. 

De CBS a Amazon

El proyecto se lo vendió a CBS, pero la cadena de ámbito nacional decidió que no era una serie interesante para su parrilla y decidió no emitirlo. La serie quedó apartada desde la primavera hasta que otro comprador ha llegado. Y el piloto pasó a Amazon, a quienes gustó y decieron dar luz verde no sólo a ese primer episodio, sino también comprar el resto de la serie. 

Así que Sneaky Pete pasará a formar parte del catálogo de Amazon quien ha decidido entrar en a competir en el mercado televisivo con Netflix. Su contenido propio se emite para clientes premium, pero, de momento, no llega a España- 

Por ello, tal vez, la serie tarde en llegar a España. En el piloto Bryan Craston decidió hacer un cameo en su serie -la cual produce con David Shore (creador y director de House)- pero no parece que vaya a ser constante su presencia en la trama. 

La ficción la protagoniza Giovanni Ribisi, que igual por el nombre no lo recuerda mucha gente, pero si decimos que era el hermano de Phoebe en Friends en seguida le viene a la mente a cualquier seriéfilo. El actor, tras su presencia en la legendaria sit-com, ha hecho otros muchos papeles en películas como Lost in Translation, Enemigos Públicos o Avatar. 

A Ribisi le va a tocar lidiar con un compañero de celda complicado y, por supuesto, con una familia peculiar que tiene éste. En el reparto de Sneaky Pete también habrá hueco para Margo Martindale (The Good Wife) y Marin Ireland (una habitual secundaria en la tele norteamericana). 

Cranston vuelve a la tele

De momento, Amazon aún no ha puesto una fecha fijada como la idónea para arrancar el estreno de la serie de Crasnton. Así que es probable que haya que esperar a finales del próximo año para ver los primeros capítulos o ya cuando llegue 2017.

Así que la esperada vuelta de Bryan Craston a la tele aún tendrá que esperar. Mientras el actor sigue ampliando su trayectoria cinematográfica. A la que ha estado más dedicado desde que se puso fin a Breaking Bad. Ha estrenado recientemente Trumbo y junto a Edward Norton protagonizará la próxima película de Wes Anderson (El Gran Hotel Budapest)

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Hace tres semanas, Bertín Osborne pasaba por La Resistencia y se lo pasaba en grande con David Broncano

Eran buenos tiempos para el presentador. Bueno, y lo siguen siendo. Pero claro, ahora se sabe que el presentador fijó su residencia en Luxemurgo y facturó a través de Panamá, para evitar pago de impuestos, tal y como ha contado El Confidencial en exclusiva

Ver resumen Ocultar resumen

Este lunes, 29 de noviembre, un cómico se ha sentado en el banquillo por un chiste

Más allá de cómo sea el chiste, el precedente es aterrador, pues esto podría significar juzgar a 100.000 tuiteros al día. 

La Fiscalía de Madrid pide, además, 1 año y 10 meses de cárcel, una multa de 3.000 euros y la inhabilitación para hacer humor del cómico durante cinco años. Es decir, prohibirle su forma de ganarse la vida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Nada como comenzar la semana haciendo un inesperado pero merecido homenaje a Joaquín Prat, legendario presentador de uno de los concursos más relevantes de la historia de la televisión: El Precio Justo. 

En esta ocasión, eso sí, no habrá escaparates, coches, ni pisos en Torrevieja, sino aviones. 

Y es que el precio que los participantes debían que adivinar, en este improvisado concurso tuitero, tenía la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas como escenario de fondo

Páginas