‘Black Mirror’ tendrá sexta temporada y es momento de recordar sus capítulos más incómodos

‘Black Mirror’ tendrá sexta temporada y es momento de recordar sus capítulos más incómodos

Corría el año 2011 cuando Charlie Brooker sorprendía al mundo con una serie revolucionaria, contestataria y diferente a todo lo visto hasta ese momento.

11 años después, Black Mirror es un referente de la televisión, a pesar de que, para sorpresa de muchos, sólo acumula 21 capítulos, un especial y una película. Suficientes para contar muchos de ellos como obras maestras.

Pues bien, a pesar de que su creador ya anunció que aparcaba la serie porque el mundo hacía tiempo que era más oscuro que sus capítulos, parece que ha cambiado de idea y habrá sexta temporada de Black Mirrortal y como ha confirmado Variety. La publicación asegura que esta nueva entrega será más ambiciosa, que cada capítulo será como una película en sí misma y que Netflix ya trabaja en el casting de cada capítulo.

ADEMÁS: ¿Recuerdas el nombre de todas las integrantes de estas girl bands?

Como la T6 de Black Mirror va para largo, no está de más pararse a revisar las joyas que nos ha dejado Brooker durante estos años y recopilar, especialmente, cinco de los episodios más incómodos, duros, incluso repugnantes de ver. 

Arkangel (4×02)

Una maravilla de episodio, tan claustrofóbico como inquietante, en el que una madre pone un dispositivo a su hija de 4 años, que le permite monitorizar lo que hace todo el día. La monitorización pasa a ser una obsesión protectora que incluso le lleva a sobrepasar ciertos límites que ni el más infame de los espectadores habría imaginado. Una joya que, por cierto, está dirigida de forma magistral por Jodie Foster.

Vuelvo enseguida (2×01)

Martha (Hailey Atwell) y Ash (Domhnall Gleeson) son una pareja joven, guapa, enamoradísima y que tan sólo dura un día junta en la nueva casa, apartada del mundo, a la que se han mudado. Ash fallece en un accidente de coche y Martha no encuentra otra forma de superar el duelo que comprar una réplica sintética de Ash, cuyos recuerdos son insertados con lo recopilado en redes sociales. Parece Ash pero no es Ash.

USS Callister (4×01)

Posiblemente, el capítulo más WTF de la serie y eso es mucho decir. Lo que comienza siendo una aventura espacial liderada por el Capitán Daly (Jesse Plemons) acaba siendo la venganza más cruel que el espectador podría imaginar. Lo mejor es que no espera para desvelarla al final del capítulo, sino que lo hace a mitad del mismo, implicando al espectador en la angustia de las víctimas. Una absoluta locura con un final agobiante como pocos.

Toda tu historia (1×03)

Poder volver a ver tu día a día, usando tus ojos como cámara, parece una ventaja notable pero también puede convertirse en un arma de doble filo. ¿Borrarías los momentos felices con quién te rompió el corazón? ¿Recrearías ese día en que todo se fue por la borda, para no volver a repetirlo? ¿Estaba tu pareja flirteando con otra persona o son cosas tuyas?

El himno nacional (1×01)

Fue el primer capítulo que el mundo vio de Black Mirror. Fue el primer capítulo que emitió Channel 4. Y fue el capítulo de mayor impacto en muchos años en la televisión. La premisa no podía ser más sencilla: un secuestrador se llevaba a la princesa de Reino Unido y sólo pedía una condición para liberarla, que el Primer Ministro tuviera sexo con un cerdo en directo.

Bonus Track: Blanca Navidad

Este Especial Navideño presentaba a dos hombres que se contaban uno a otro cómo habían acabado solos en un paraje nevado. Es el punto de partida para varias historias interconectadas, a cual más inquietante. Tres historias que derivarán en un final para darle vueltas durante varios días. Jon Hamm puede estar incluso mejor que en Mad Men y eso es mucho decir.

ADEMÁS: Estrellas de Hollywood que se parecen mucho

Noticias Relacionadas