‘Cerdita’: terror español en Sundance

‘Cerdita’: terror español en Sundance

Cerdita, ópera prima de Carlota Pereda ha sido la única película española presentada en el festival de cine independiente de Sundance, que este año ha vuelto a tener formato virtual debido a la pandemia.

Se trata del salto al largometraje del exitoso corto homónimo escrito y dirigido por Pereda en 2018 y premiado con el Goya y el Forqué al mejor cortometraje de ficción.

Para la película, Pereda ha vuelto a contar con Laura Galán, la actriz protagonista del corto, para dar vida otra vez a Sara, una joven con problemas de sobrepeso que sufre los insultos y las vejaciones de las otras chicas del pueblo.

Sara es una adolescente obesa. Baja a la piscina fluvial de su pueblo durante el mediodía para no cruzarse con las chicas que se burlan de ella por su cuerpo, pero una tarde, las acosadoras la están esperando. Sin embargo, la llegada de un desconocido en la piscina en la que acosan a Sara, dará un vuelco a su vida. Ante la misteriosa desaparición de las chicas, la protagonista tendrá que decidir entre hablar y salvarlas o no decir nada para proteger a ese extraño que la ha salvado.

Pereda encontró a su Sara después de dos años haciendo castings, ya que asegura que no encontraba a ninguna actriz que combinara el talento con la confianza en sí misma que necesitaba su personaje. Y es que ella es la protagonista indiscutible de la película y todo está contado desde sus emociones, que van cambiando a lo largo de todo el relato.

Algo que ha podido desarrollar con más detalle en el largometraje es la relación de Sara con su familia, dentro de la cual podemos ver a Carmen Machi como su madre, que trata a la protagonista como una cría.

La mezcla de drama, thriller y terror sorprenderá a muchos por la original forma de narrar algo tan presente en la ficción (y, lamentablemente, en la realidad) como es el bullying. Grandes dosis de violencia y sangre que Pereda consideraba fundamental para contar su historia.

ADEMÁS: En este dibujo hay 40 películas de terror, ¿cuántas reconoces?