Clásicos de la literatura juvenil que también se disfrutan en la edad adulta

Clásicos de la literatura juvenil que también se disfrutan en la edad adulta

Hay vida más allá de Bajo la misma estrella, Los Juegos del Hambre y los venerados volúmenes de Harry Potter. Es cierto que esos títulos se han convertido ya en clásicos modernos para la generación millennial.

Pero ¿por qué no echar un vistazo y recuperar lecturas de otros tiempos?

Puede que, al principio, resulte un tanto dificultoso. O no. Porque, al final, los libros que fueron magníficos en otra época siguen conservando un indestructible fulgor.

Bueno, he aquí la propuesta.

1. Matar a un ruiseñor (Harper Lee)

un-gran-libro

En Estados Unidos casi todo adolescente ha leído Matar a un ruiseñor, clásico de la literatura sureña escrito por Harper Lee, la mejor amiga de Truman Capote.

Se trata de una novela de aprendizaje en la que una niña de seis años relata una historia que combina dureza y ternura. En un pueblo de Alabama un hombre negro es acusado de violar a una mujer blanca y Atticus Finch, padre de la narradora y abogado absolutamente convencido de la dignidad de todo ser humano, decide defenderle.

2. El mago de Oz (L. Frank Baum)

el-mago-de-oz

Al igual que Alicia en el país de las maravillas este es un libro del que se saca más partido cuando eres mayor. De niño resulta una historia tristona y lisérgica. Y para un millennnial también lo será (en parte) pero existe en El mago de Oz toda una poesía realmente emocionante.

Mejor si se consigue alguna edición con las ilustraciones orignales de W. W. Denslow.

3. Drácula (Bram Stoker)

dracula,-la-novela

Antes de Crepúsculo hubo vampiros. De hecho, el vampiro por antonomasia es el conde Drácula y la novela de Bram Stoker continúa siendo una deliciosa incitación a pasar miedo.

Pero ¿todavía se pasa miendo leyendo Drácula?

Compruébelo quien se atreva. Aún contiene páginas escalofriantes.

4. El guardián entre el centeno (J. D. Salinger)

el-guardian-entre-el-centeno-en-su-titulo-original

La traduccion del título original al español es aproximada pero el espíritu juvenil de esta novela breve está en cada línea y da igual el idioma en que se lea.

El guardián entre el centeno es una obra maestra indiscutible y llega al centro del corazón de todo lector joven.

Un millennial (por supuesto) se identificará con Holden Caulfield, ese adolescente perdido en la ciudad como perdidos estamos todos los jóvenes que en el mundo hemos sido.

5. La isla del tesoro (Robert Louis Stevenson)

la-isla-del-tesoro

Las grandes novelas de aventuras suelen ser realmente grandes porque en sus páginas surge un gran personaje. Este es el caso de La isla del tesoro.

La isla del tesoro es John Silver, ese villano al que el lector odia y ama a partes iguales. Porque es bueno y malo a la vez. Porque, tal y como aprende el joven protagonista, así es la vida, compuesta de claroscuros.

6. Carrie (Stephen King)

carrie,-un-clasico

¿Puede considerarse Carrie un clásico juvenil?

Y ¿por qué no?

Es la historia de una adolescente inadaptada y de su venganza contra la clase dominante de su instituto.

Truculenta y con el efectismo propio de Stephen King. Pero repleta de momentos emocionantes que el millennial atento sabrá disfrutar.

7. Frankie y la boda (Carson McCullers)

frankie-y-la-boda

¿Qué pasa cuando nos hacemos mayores? ¿Qué significa entrar en la edad adulta? Esas son las preguntas que se hace Frankie justo antes de que su hermano mayor se case y desaparezca para siempre de su universo infantil o casi adolescente.

Frankie y la boda es una novela preciosa y emocionante escrita por una autora que forma parte de la lista de clásicos de la literatura estadounidense.

Una aventura extraordinaria en muy pocas páginas.

Foto de cabecera: Gtres