Con qué platos combinar un buen champagne estas Navidades

Con qué platos combinar un buen champagne estas Navidades

A pocos días de celebrar la Navidad, nuestra cabeza ya está pensando en qué menú preparar para nuestros invitados: una cena ligera, apetitosa y por qué no, sorprendente. Muchísimas opciones y numerosos platos en los que no puede faltar algo básico; una buena copa de champagne.

Moët & Chandon se ocupa de ello. La marca más respetada y reconocida de champagne es la mejor de las opciones para no fallar estas Navidades.

Eso sí, mejor escoger un plato que le de toda la intensidad y el sabor que nos ofrecen sus burbujas. Y es que no todos los platos navideños combinan bien con esta espumosa bebida. Sus características le convierten en el mejor invitado a la mesa y no hay nada mejor que combinarlo con alguno de estos alimentos. Toma buena nota y conviértete en el perfecto anfitrión.

Platos para acompañar un buen champagne

moët-&-chandon,-el-perfecto-invitado-a-la-mesa-estas-navidades

A pesar de que su consumo a la hora de sentarnos a la mesa es menos habitual, el champagne es el perfecto acompañante durante una larga cena. Nada mejor que saborear nuestra cena navideña con este vino tan característico. Uno de los alimentos con el que mejor combina el champagne es el marisco. Un Sauvignon Blanc, ligero y fresco, es perfecto para tomarlo con ostras, bogavante, centollo o cigalas y langostinos a la plancha. Evita aliñar el marisco con limón, ya que se perderá la intensidad del champagne.

También puedes acompañar tu copa de Moët & Chandon con salmón ahumado o incluso con sushi, y darle un toque más oriental a tu cena. Los canapés son otra de las opciones para servir un buen champagne. Sírvelo a una temperatura de entre 7 a 9 grados y tendrás un aperitivo de lo más glamouroso y elegante. Los frutos secos o incluso una tapa de jamón ibérico combinan perfectamente con un Rosé.

moët-&-chandon

Si prefieres otras opciones, puedes escoger una buena carne para acompañar tu champagne, pero evita añadirle especias o picante. Mejor a la plancha y con sal. Así no perderá sabor.

Huye de las ensaladas, ya que todo lo que contenga vinagre le restará intensidad a tu champagne. Sopas, cremas y consomés son también otra de las alternativas con la que tomar Moët & Chandon. 

Para el postre, decántate por los helados o por alguna combinación que incluya chocolate. Mejor si no es negro, ya que la acidez del champagne puede resaltar el amargor del chocolate. Todas las virtudes de estos manjares culinarios serán la guinda final para crear una atmósfera de lujo y llena de sabor. Moët & Chandon, el invitado perfecto a nuestra mesa navideña. 

Fotos: Moët & Chandon