¿Cumplirá Sean Penn su promesa?

¿Cumplirá Sean Penn su promesa?

Al igual que pasa con los Goya, los premios Óscar siempre han sido un altavoz espectacular para que muchos profesionales de la industria hagan sus reclamaciones por una u otra causa. Parecía que este año iba a ser el año del No a la guerra (otra vez), en esta ocasión por Ucrania, pero las menciones al conflicto fueron bastante discretas.

Quien llevó más allá sus reclamaciones fue Sean Penn, que viajó a Ucrania para rodar un documental sobre la invasión rusa. El actor salió a pie del país por la frontera de Polonia y, ya en territorio seguro, pidió que la Academia conectase con Zelenski en directo en la gala de los Oscar.

Y aún se involucró más, prometiendo que fundiría sus Oscar si esa conexión no llegaba a realizarse.

“Si resulta que no pasa, quiero animar a todo el mundo involucrado, aunque sea su momento, y entiendo esto, hay que celebrar sus películas, es su momento para brillar… Pero que protesten y boicoteen los Premios de la Academia”, dijo el actor. “Yo mismo, si llega a ello, cuando vuelva, derretiré los míos en público.”

Pues bien, los Oscar pasaron y no hubo conexión alguna con Zelenski. No sabemos si se les olvidó después del puñetazo de Will Smith a Chris Rock o es que nunca tuvieron intención de realizarla, pero ahora todo el mundo está pendiente de Penn. ¿Cumplirá su promesa?

De momento, Sean Penn da la callada por respuesta y, aunque ha tuiteado recientemente, nada ha dicho del camino que llevarán sus premios, aunque algunos internautas se muestran escépticos.

El actor cuenta con dos Oscar: uno que logró en 2003 por su papel en Mystic River, de Clint Eastwood, y otro que ganó en 2008 por su interpretación en Mi nombre es Harvey Milk, donde interpretaba a un político activista a favor de los derechos de los homosexuales.

Noticias Relacionadas