El gestazo de James Rhodes con una desconocida en apuros

El gestazo de James Rhodes con una desconocida en apuros

¿Es James Rhodes el héroe que necesitamos? Sí, sí, sí y definitivamente sí.

Y no hablamos de héroes tipo Marvel, ni mierdas imaginarias, sino de un héroe de verdad. De los que, con un simple gesto, puede salvar vidas. 

Todo comienza con una tuitera, Skyripa, contando el problemón con el que se despertó el pasado 13 de julio, los pensamientos suicidas que le asaltaron y cómo, según cuenta ella misma, en la Sanidad Pública casi la empujan a terminar con su vida.

ADEMÁS: El tremendo cambio de los famosos y las famosas

Esta mañana he llamado al 024 porque no podía más, quería terminar con todo de una vez…“, comienza contando. Tras llamar al 024 y ser derivada a Urgencias Psiquiátricas, comenta que la primera respuesta que obtiene del profesional público que la atiende es un descorazonador “¿Y yo qué quieres que haga?“, acompañado de una nueva cita a dos semanas vista.

No queramos pecar en Zeleb de intrusismo laboral o de querer ser lo que no somos, que es psiquiatras, pero no parece la mejor forma de afrontar una situación como ésta. Por suerte, tal y como señala, su entorno más cercano consigue animarla, hasta el punto de descartar sus oscuros pensamientos.

Obviamente, el hilo con la historia se viraliza y, por lo que sea, llega a James Rhodes. ¿Y qué hace el pianista? Pues tan sencillo como tener un gesto amable y cercano con Skyripa, que ha sido aplaudido como pocas cosas en Twitter: pagarle la terapia. Tal cual. “Por favor, intenta obtener una consulta privada con un psiquiatra lo antes posible. Pueden enviarme la factura directamente a mí. Mis MD son abiertos“.

Sí, James Rhodes es el héroes que necesitamos porque, además de tener gestos altruistas alucinantes, es de esos tipos que te hace recuperar la fe en la humanidad. Y no hay más que echar un ojo a las reacciones, para ver que todo el mundo opina igual.

Cómo será la cosa que la ultraderecha mediática que siempre persigue a James Rhodes, en esta ocasión, se ha abstenido de intervenir y molestar.

Lo dicho, un gestazo.

ADEMÁS: ¿Qué pasó con Denise Richards?

Noticias Relacionadas