Fueron éxitos de verano: ‘Matrix’, el verano que lo cambió todo

Fueron éxitos de verano: ‘Matrix’, el verano que lo cambió todo

Los cines españoles vivieron una avalancha de espectadores sin precedentes en el verano de 1999. Hombres y mujeres que salían de las salas obsesionados con tomarse una píldora roja y darse cuenta de que su vida era una ilusión, una mentira orquestada por las máquinas que dominaban el mundo.

Las hermanas Lily y Lana Wachowski tuvieron la culpa, ya que esa paranoia generalizada la crearon ella con su película Matrix, que rompió en género de ciencia ficción y aupó a Keanu Reeves como el actor mejor pagado del momento.

Esta película revolucionaría el mundo del cine gracias a sus efectos especiales, el conocido como efecto bala o los combates realizados a cámara lenta, que después veríamos en multitud de películas y videojuegos.

Lo que pudo ser y afortunadamente no fue

El reparto de Matrix pudo haber sido muy diferente, ya que ninguno de los actores principales fue la primera opción de las cineastas. Will Smith y Nicolas Cage rechazaron el papel de Neo, el primero por protagonizar el gran fiasco de su carrera, Wild Wild West (todavía se está dando de cabezazos por esta decisión).

Pero no fue el único, ya que Laurence Fishburne pudo no haber sido Morfeo. Rossel Crowe, Sean Connery y Samuel L. Jackson fueron considerados para el papel, pero todos se negaron (Connery por no entender ni jota de lo que las Wachovski le estaban contando).

Y para terminar, Trinity pudo no haber tenido el rostro de Carrie-Anne Moss, ya que las directoras querían a Janet Jackson para el papel. La cantante se mostró interesada, pero primó su carrera musical y dijo que no.

Otras curiosidades

Warner Bross no tenía demasiada confianza en esta película y, aunque las Wachowski solicitaron un presupuesto de 60 millones para hacer su Matrix, sólo les fueron concedidos 10 millones. Eso sí, ellas se liaron la manta a la cabeza y gastaron todo el dinero en filmar una única escena, para intentar ganarse así la confianza del estudio. Afortunadamente lo consiguieron, y el estudio les dio otros 50 millones para que continuasen con su película.

¿Y sabías que el personaje de Neo no dice más de cinco líneas de diálogo seguidas en toda la saga hasta el momento del discurso final en Matrix? Sabemos que tanto el personaje como Keanu Reeves son personas de pocas palabras, pero no deja de ser curioso para el protagonista de las tres películas.

Noticias Relacionadas