La menstruación vuelve a ser motivo de discordia en Disney

La menstruación vuelve a ser motivo de discordia en Disney

El pasado miércoles 29 de junio llegaba a Disney+ Baymax, la serie protagonizada por el robot que protagonizó Big Hero 6 en 2014. La historia de la película se ambienta en una ciudad que mezcla Tokio y San Francisco y gira en torno a un joven Hiro Hamada, un adolescente que descubre que su fallecido hermano ha creado a Baymax, un robot que pronto se convierte en su mejor amigo.

En la serie, este robot se propone realizar la labor para la que fue creado, ayudar a los demás. Así, en sus seis capítulos de menos de 10 minutos cada uno, se dedica a prestar su ayuda a seis personas diferentes que le necesitan tanto física como emocionalmente siendo cada episodio independiente del anterior.

Pues bien, esta ficción ha protagonizado una nueva polémica, después de la que surgió a raíz del beso entre dos mujeres en la película Lightyear protagonizada, esta vez, por la visibilización de la regla en hombres transexuales. Según varias figuras del área conservadora estadunidense, Disney estaría intentando adoctrinar a los niños con propaganda LGTBIQ+.

Christopher Rufo, célebre comentarista de derechas en EE.UU. ha dicho en su Twitter: “He conseguido este vídeo filtrado de la próxima serie Baymax, que promueve la bandera transgénero y la idea de que los hombres pueden tener menstruación a niños de dos años. Todo forma parte del plan de Disney para rediseñar el discurso sobre niños y sexualidad”.

Se trata del episodio 3 de la serie, en la que Baymax intenta ayudar a Sofía, una adolescente de 12 años a la que le ha venido la regla en un lugar en el que no cuenta con ningún producto íntimo. En ese momento el robot protagonista aparece en escena y la chica le pide que vaya a comprarle algo al supermercado pero una vez está allí, no sabe qué producto escoger. Varios clientes comienzan a darles sus opiniones sobre los diferentes productos y en ese momento aparece un hombre que lleva la bandera trans en su camiseta aconsejándole una caja de compresas con alas. Es un momento muy sutil incluido de manera muy orgánica en el capítulo, una de las mejores maneras de normalizar una situación que ya debería estar normalizada.

A pesar de los que se dedican a intentar sabotear todo tipo de avances en cuanto a la inclusión de la diversidad en los medios audiovisuales, otros celebran que Disney continúe dando pequeños pasos, y así lo ha declarado Ron Conli, el productor de Disney: “Espero que Baymax y el resto de personajes inspiren al público. Que se paren a pensar un momento sobre lo importante que es que nos cuidemos mutuamente como comunidad”.

Que así sea.

Noticias Relacionadas