Los libros de 2020 (y para 2021)

Los libros de 2020 (y para 2021)

Numerosas ficciones y ensayos se han publicado a lo largo de este pandémico 2020 que recordaremos para olvidar mejor. Libros a los que hemos acudido y que todavía tienen recorrido suficiente como para ser reseñados en esta guía apresurada de lecturas que pueden servirnos para regalar o para (auto)agasajarnos. El mundo es más llevadero si se lee y se comprende la fabulosa (y a veces aterradora) complejidad de la especie humana.

Comencemos por títulos que han escrito mujeres y que tienen una mirada femenina especialmente relevante.

Y, en concreto, arrancamos por un best-seller inesperado que se ha colado en las listas de ventas entre policiacos y novelas históricas o de amor romántico.

Hay que leer, inexcusablemente, Panza de burro de Andrea Abreu porque demuestra como desde el detalle de lo local (dos niñas -o adolescentes- con su lenguaje de marcado acento canario, de una barriada tinerfeña) se puede relatar el universo. Una historia del tránsito hacia la edad adulta y las cosas que perdimos en el fuego, permitásenos parafraear el título de la argentina Mariana Enríquez.

Otra novela con escritora en español que ha irrumpido potentemente dentro del panorama literario: Un amor de Sara Mesa. Pertubadora e interesantísima narración acerca de la supervivencia de una mujer sola en un medio rural poblado por personajes que se agitan en una violencia extraña, vigilantes y obsesivos. Sinopsis: Nat es traducotra y se instala en una casa de campo en La Escapa. Y su presencia inquieta y algo va a suceder, algo está a punto de suceder en todo momento. 

Una especie de thriller que no es un thriller. Alguien debiera hacer una película o miniserie con Un amor. 

Y saltamos a otra escritora, Sonia Fides, de quien ya reseñamos de manera entusiasta Los tigres no pueden esperar eternamente o el laberinto Deneuve de una creadora en busca de la biografía imposible.

Otro título de la editorial Tres Hermanas resulta también de lo más recomendable: Hambre, hambre de Jamal Ouariachi, holandés y marroquí y autor de gran energía narrativa. La historia de un hombre acusado de abusos a menores que vuelve del pasado para exhibir su verdad ante quien fue su amante, una periodista que (tantos años después) sigue pensando en si todo aquello fue verdad o pura pesadilla.

Queda también la opción de la risa (y alguna lágrima) mediante la lectura de la autobiografía de Ignatius: Vive como un mendigo y baila como un rey. Sobre la tristeza de la comedia ya hablamos. Algo de eso hay también en este libro.

Otra propuesta con nombre conocido incursionando en terreno literario: El absurdo empeño de los delfines, obra teatral apocalíptica y poética de Ismael Serrano.

Y hay más títulos, por supuesto. Como El consentimiento de Vanessa Springora, denuncia de un sistema literario (el francés) donde el abuso a niñas y adolescentes se catalogaba dentro de las excentricidades aceptables de un artista.

Y una biografía que es historia del pop, para quien quiera acordarse de cuando Calamaro no era un recalcitrante reaccionario y cantaba Sin documentos: Sol y sombra. Biografía oral de Los Rodríguez. Por Kike Babas y Kike Turrón.

Sí, la portada del libro tal vez sea dudosa pero el lujo de la edición quizá interese (y bastante) a quienes quieran conocer los entresijos del grupo que amenizó musicalmente aquellos guateques de los 90, antes de que C. Tangana y Rosalía acabasen con todo rastro de rock en el territorio musical.

Y algunos títulos más: A corazón abierto de Elvira Lindo, La distancia del presente de Daniel Bernabé, Las maravillas de Elena Medel o El cielo de la medianoche de Lily Brooks-Dalton. Este último sobre un astrónomo perdido en el Ártico y que halla una niña a quien tiene que salvar. Poesía en un envoltorio (tan Blackie Books) precioso.

Que vivan los libros.

Y las librerías.

Si puedes, no olvides comprar en tu librería más cercana.

ADEMÁS: 7 clásicos escritos por mujeres del siglo XX que deberías leer