Los planes de Tarantino

Los planes de Tarantino

El futuro de Tarantino es muy incierto. Ya nos avisó hace un tiempo que su plan era retirarse tras haber hecho 10 películas, lo que significaría que sólo nos quedaría una por ver. Pero también aseguró que daría continuidad a dos de sus películas más icónicas, así que alguna de sus declaraciones es mentira.

¿Cuáles son esas dos películas a las que Tarantino quiere volver? Por un lado Kill Bill, la saga protagonizada por una vengativa Uma Thurman enfundada en un traje amarillo de latex, y por otro Django desencadenado, un excesivo wenster con Jamie Foxx en cabeza.

Y lo cierto es que cualquiera de las dos secuelas nos encantaría.

Sin noticias de ‘Kill Bill 3’

No estamos muy seguros de la viabilidad de este proyecto. Al fin y al cabo, la dos primeras partes se rodaron juntas y hace ya casi veinte años, por lo que el tema se complica. Pero estamos hablando de Tarantino, y todo puede ocurrir.

Ya se ha rumoreado que el director está pensando en Maya Hawke (Stranger Things), hija de la actriz e Ethan Hawk, para el papel principal de la película, aunque un Kill Bill sin Uma Thurman con katana… como que pierde su encanto.

Pero lo cierto es que el hecho de que Maya estuviese implicada en el proyecto no supone que Uma no vaya a participar, ya que otro de los rumores que circulan es que la secuela seguiría a las hijas de Vernita Green (Vivica A Fox) buscando venganza contra el personaje de Uma Thurman y su hija (aquí es donde entraría Maya) tras el asesinato de su madre. De hecho se habla de Zendaya como una de las protagonistas del filme en el caso de que esta trama siguiese adelante.

‘Django 2’ se tambalea

En 2019, en la promoción de Érase una vez en Hollywood Tarantino dejó caer que estaba pensando en llevar a la gran pantalla la adaptación del cómic de Django y El Zorro que él mismo escribió junto a Matt Wagner. La obra funcionaba a modo de secuela de la película de Django y en ella, el cazarrecompensas se codeaba con el Zorro para liberar a una población indígena esclavizada.

Jerrod Carmichael, coescritor del proyecto junto a Tarantino, ha insinuado que la película podría no llevarse a cabo. ¿Y eso por qué? porque el presupuesto se les ha ido de las manos. “Quentin es un lunático a quien amo, y estoy feliz de poder pasar tiempo con él. Vimos películas de explotación en el New Beverly, me leyó escenas que nunca llegaron a sus películas que él había escrito, en su cocina después de hacer limonada recién exprimida. Fue realmente especial. En realidad, es un guion increíble, que surgió de ese Django/Zorro que me encantaría que Sony descubriera, pero me doy cuenta de la imposibilidad de hacerlo. Sigo pensando que escribimos una película de 500 millones de dólares“, ha afirmado.

Pues vaya, nuestro gozo en un pozo. Lo cierto es que tanto Kill Bill como Django desencadenado son auténticas obras de arte y una continuación tendría éxito instantáneo en taquilla. Pero todos sabemos de la peculiar forma de ser de Tarantino y hasta que no sea él quien decida hasta el último detalle de sus filmes, estos no verán la luz. Esperemos que eso ocurra pronto.

SARA FLAMENCO

Noticias Relacionadas

¿Qué fue de Silke?

People & Trends

La recordarán ustedes como la estrella fulgurante que fue en los años 90 con películas como Tierra, Hola, ¿estás sola? o Kilómetro 0. Su rotundo carisma, su autenticidad…

+