‘No me gusta conducir’: una serie sobre ir a la autoescuela a los 40

‘No me gusta conducir’: una serie sobre ir a la autoescuela a los 40

TNT se está consolidando como una de las mejores cadenas en cuanto a producción de series originales. Así lo avalaron los últimos Premios Ondas, que recompensaron a Maricón perdido y Vamos Juan con el galardón a la mejor comedia televisiva.

Y sin prisa pero sin pausa, ahora la cadena ha anunciado su nuevo proyecto original, No me gusta conducir, creado por el guionista Borja Cobeaga, que firma los guiones de grandes éxitos como Ocho apellidos vascos o Fe de etarras.

La ficción contará con seis episodios que empezarán a grabarse este mismo verano de cara a estrenarse a finales de año y su reparto está encabezado por Juan Diego Botto (Todos mienten), Lucía Caraballo (La reina del pueblo) y David Lorente (Amar es para siempre).

La serie cuenta la historia de Pablo, un profesor de universidad de 40 años algo ensimismado y gruñón obligado a sacarse el carnet de conducir. Pablo, el personaje interpretado por Juan Diego Botto, es un sabelotodo que al apuntarse a la autoescuela descubre que todavía tiene mucho que aprender. De conducir y de la vida en general.

Nada más iniciar las clases, coincidirá con Yolanda, alumna suya en la universidad, y a la que da vida Lucía Caraballo, con la que Pablo establecerá una curiosa relación: profesor y estudiante en la facultad, compañeros de pupitre en la autoescuela. El actor David Lorente interpreta a Lorenzo, un implicado y bromista profesor de autoescuela que le guiará al volante de esta ardua aventura.

El guionista Borja Cobeaga ha dado forma a una comedia basada en sus propias vivencias: “Me saqué el carnet de conducir muy tarde, con 42 años, y todo aquel que se enteraba de mi aprendizaje tardío tenía para contar sus propias anécdotas o traumas de sus tiempos de autoescuela. O se lo sacaron nada más cumplir 18 y a la primera, o más mayores y consiguieron el carnet en el octavo intento, tras muchas tilas para controlar los nervios. Todos tuvieron un profesor de autoescuela peculiar, un examinador que les tenía manía y recuerdan la vivencia en la autoescuela como una fuente de historietas para contar. Mi propia experiencia es la que ha dado pie a esta serie”, ha confesado.

Noticias Relacionadas