Predator contra los comanches: una nueva vuelta de tuerca

Predator contra los comanches: una nueva vuelta de tuerca

Cuando en 1987 se estrenaba la primera película de la saga Predator, protagonizada por Arnold Schwarzenegger, pocos pudieron pensar que acabaría convirtiéndose en una película de culto. Que tendría sus secuelas sí, porque son muchos los que disfrutan de la ciencia ficción, el cine de acción y el terror, todo mezclado como un buen cóctel, pero que la crítica también iba a ponerla en buen lugar no. Eso no.

Y Predator lo ha ido consiguiendo a lo largo de los años, lo que le ha permitido seguir viva más de tres décadas después. Seis películas teníamos hasta ahora del asesino alienígena a la que se ha sumado una más, que viene a ser el principio de todo: Predator: la presa.

Estrenada directamente en Disney+, la película de Dann Trachtenberg ha puesto de acuerdo tanto a crítica como público y va en camino de convertirse en una de las mejores de la saga.

¿De qué va ‘Predator: la presa’?

Ambientada hace 300 años en la Nación Comanche, Predator: la presa nos presenta a Naru, una joven guerrera, feroz y hábil, que se crio a la sombra de algunos de los cazadores más legendarios que deambulan por las Grandes Llanuras.

Naru no sólo tiene habilidades para el rastreo y la medicina, sino que es una gran cazadora, algo que no está bien visto en su tribu por tratarse de una mujer y, para más inri, hermana del futuro líder de su gente.

Cuando el peligro amenaza su campamento, encarnado en el mítico asesino alienígena, Naru se dispone a proteger a su gente. Y es que este depredador cuenta con un arsenal técnicamente muy avanzado, lo que deriva en un enfrentamiento cruel y aterrador entre los dos adversarios.

Cambiando las reglas del juego

Predator: la presa ha hecho historia en Hollywood al tratarse de l a primera película con un reparto formado al completo por actores indígenas norteamericanos que, además, son los protagonistas de la historia. “Unas personas que, normalmente, en la cultura popular siempre suelen interpretar al ayudante del héroe o al villano, nunca son ellos los héroes”, explicaba el director en una entrevista.

“Mostrar que las personas indígenas también existen y saben hacer de todo añade mucho valor a todo lo que se ha visto hasta ahora. Normalmente en una película de época era raro verles como personas normales pues siempre eran o salvajes o demasiado espirituales“, aseguraba en una entrevista Amber Midthunder, la protagonista de La presa.

Noticias Relacionadas