‘Por mandato del cielo’ o simplemente Andrew Garfield

‘Por mandato del cielo’ o simplemente Andrew Garfield

Si te gusta el true crime estás de enhorabuena porque has nacido en la época adecuada. El catálogo de las plataformas de streaming se llenan de estas series y documentales y, dado su éxito, no nos extraña que sigan aumentando día tras día. La última ficción de este tipo, además, está protagonizada por todo un actorazo, Andrew Garfield, que despliega todo su talento para Disney+ en Por mandato del cielo.

Una miniserie de siete capítulos pero con contundencia, ya que duran una media de 65 minutos menos el último, que tiene una duración de hora y media. Cerca de ocho horas de metraje para comprender el trasfondo del asesinato de Brenda Wright y su hija Erica en 1984.

Y es que no se trata de una mera serie de asesinatos, sino que nos adentramos en el terreno de los fundamentalismos y las religiones al tratarse de una muerte violenta en el suburbio mormón de Salt Lake City, en Utah.

¿De qué va ‘Por mandato del cielo’?

En el corazón de la comunidad mormona de Utah ha ocurrido un brutal asesinato: el de la devota esposa Brenda Lafferty (Daisy Edgar-Jones) y su bebé Erica. Jeb Ryre (Andrew Garfield), un mormón convencido, será el detective encargado de investigar este asesinato junto a su compañero Bill Taba (Gil Birmingham).

El primer sospechoso es el marido, Allen Lafferty (Billy Howle), pero descubren a un hombre torturado, que ha renunciado a su fe y que asegura que su esposa fue sacrificada en nombre del fundamentalismo. Y es que conforme se va sucediendo el interrogatorio, Allen va narrando cómo para su familia, un influyente clan de Santos de los Últimos Días, el mormonismo de Brenda era demasiado moderno.

La serie, creada por Dustin Lance Black (ganador del Oscar al mejor guión por Milk) está inspirada en el éxito de ventas de John Krakauer titulado Por mandato del cielo: Un caso de fe violenta en el corazón de los Estados Unidos, y nos sumerge de lleno en la comunidad mormona estadounidense.

Pero no por ello pienses que esta ficción se centra en renegar de la religión, sino que intenta tratar el tema de forma muy respetuosa sin eludir las responsabilidades de cada uno.

De esta manera, la ficción de Black puede disfrutarse desde dos prismas distintos: el de la investigación criminal y el del drama existencial, cuando el detective mormón comienza a cuestionarse su fe, hasta el momento un pilar fundamental de toda su existencia.

A caballo entre True Detective y A sangre fría, Por mandato del cielo tiene todos los ingredientes necesarios para triunfar: un crimen real, un reparto alucinante y una trama profunda y trabajada que se refleja en un guion sublime. Sin duda, una buena elección.

Noticias Relacionadas