Preguntan a Mel Gibson por lo de Will Smith y sucede algo rarísimo

Preguntan a Mel Gibson por lo de Will Smith y sucede algo rarísimo

Más de una semana ha pasado desde que Will Smith abofeteara en la cara a Chris Rock, en plena gala de los Oscar. Sigue siendo un tema de rabiosa actualidad en el mundo, en general, y en Hollywood, en especial.

Obviamente, toda celebrity que pasa por cualquier medio o programa, es preguntada por el asunto. Y, en este caso, le ha tocado a Mel Gibson, en plena promoción de su última película, El milagro del Padre Stu (Father Stu), fue preguntado por el asunto.

Fue Jesse Watters, en Fox News, quién se interesó sobre la forma en la que Mel Gibson habría actuado, de haber estado en la piel de Will Smith. Eso sí, lo hizo con un punto de mala leche muy Fox News. “Seguramente lo entiendas mejor que mucha gente, viendo tu carrera. Y claro, me preguntaba si tú te habrías levantado del asiento y abofeteado a Chris Rock, si te hubieran tratado de la misma manera”.

ADEMÁS: Mel Gibson: del éxito a la casi expulsión de Hollywood

Antes incluso de terminar la pregunta, Mel Gibson mira a cámara, visiblemente incómodo, y empieza a hacer gestos extraños, difícilmente interpretables. 

En ese momento, una de las publicistas del actor entra en la conversación para cortar la entrevista de raíz. “Hola Jesse, gracias, es hora de cortar la entrevista”. 

El momento incómodo arranca en el minuto 4:44 y, por muchas veces que se vea, la reacción de Mel Gibson es extraña. Mucho.

La realidad es que, al 99% del mundo, incluso más, le daba absolutamente igual lo que piense Mel Gibson que habría hecho en lugar de Will Smith. Ahora, todo el mundo quiere saber qué habría hecho y, sobre todo, por qué se ha puesto tan nervioso ante la pregunta. 

Por cierto, a lo que Jesse Watters se refería, cuando decía que él lo entendería, era a algunos de los momentos violentos que han salpicado su brillante carrera. Desde intentar agredir una pareja de policía en 2006, cuando conducía borracho su coche, a la polémica llamada de 2010 en la que decía que su pareja de entonces, Oksana Grigorieva, debería ser “violada por una manada de negros”. Eso por poner dos ejemplos flagrantes.

Dicho lo cual, no parece la forma más acertada para abordar la cuestión de la bofetada, por mucho que se Mel Gibson quien está en frente.

ADEMÁS: El castigo de Hollywood a Will Smith

Noticias Relacionadas