¿Quién no ama a Rosalía?

¿Quién no ama a Rosalía?

Buscando la discrepancia con respecto al fenómeno Rosalía porque el pensamiento único resulta devastador y, qué caramba, existe el derecho a que no te guste Motomami. No obstante, admitámoslo, resulta complicado hallar opiniones a contracorriente.

Claro que estamos hablando de un icono que ha logrado unir a Belén Esteban y Pedro Almodóvar.

Atención.

Una síntesis casi perfecta de esta España nuestra, siglo XXI y calorazo veraniego.

No obstante, nada ni nadie es perfecto y ya hay quien le pone pegas a su gira Motomami, que reune a miles de personas allá por donde pasa. El espectáculo, a decir de la prensa musical, es imponente. Pero… ¿Y la aplaudida parte audiovisual? ¿No tiende al exceso? El veterano crítico musical Fernando Neira, ha calificado de karaoke el brutal despliegue de cámaras sobre el escenario en el que Rosalía despliega sus bailes y cantes.

Añadía Fernando Neira una serie de objeciones serias sobre la técnica del concierto para concluir que “la emperatriz va desnuda” y nadie se lo quiere decir.

Singer Rosalia performing in Almeria during ” Motomami world tour ” , 6 July 2022

Ahi queda la crítica aunque ya antes, con respecto a la gira, hubo quien amonestó a la artistas por el precio de las entradas de sus conciertos, que pueden llegar a los 100 euros. Claro que el pop no es una ONG ni tiene porque pensar en los más desfavorecidos. Y más discutible es que gobiernos autonómicos, diputaciones y municipios (con el dinero de los contribuyentes) financien festivales en vez de ciclos de recitales en los barrios donde se escuchen Las Cuatro Estaciones de Vivaldi o el nuevo punk de Biznaga.

 

La cuestión es que Rosalía triunfa y a la gente le gusta. Quede clara nuestra opinión: su capacidad para aunar todas las corrientes musicales del momento, su emocionante y bellísima voz, su inteligencia para exhibir un espectáculo incesante resultan elementos incontrovertibles para considerar a Rosalía la más potente estrella del pop actual.

C. Tangana sería su equivalente masculino pero en castizo, sin el ingrediente Beyoncé que capacita a Rosalía para que las Kardashian aplaudan su propuesta.

El caso es que Rosalía tiene todo el éxito por delante y precisamente por eso no está de más subrayar alguna discrepancia como cuando en Roma al triunfador se le colocaba en la cuádriga que desfilaba tras la victoria militar a un esclavo que musitaba a su oído: “Recuerda que eres humano”.

Noticias Relacionadas

¿Qué fue de Silke?

People & Trends

La recordarán ustedes como la estrella fulgurante que fue en los años 90 con películas como Tierra, Hola, ¿estás sola? o Kilómetro 0. Su rotundo carisma, su autenticidad…

+