Series para noches estivales / Amor y muerte en la Albufera de Valencia: ‘El embarcadero’

Series para noches estivales / Amor y muerte en la Albufera de Valencia: ‘El embarcadero’

Después de que La casa de papel nos presentara a Álvaro Morte, el actor volvió a pegar un pelotazo con la serie de Movistar+ El embarcadero. Vale, el exitazo no cruzó el charco, como sí ocurrió con la ficción sobre el atraco a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, pero en España hubo una época en la que no se paraba de hablar de ella.

La premisa es curiosa, ya que uno de los tres protagonistas, Morte, no está vivo en ningún momento del metraje. Y es que la serie comienza así, con la muerte del hombre, a quien encuentran cadáver en su coche después de, supuestamente, suicidarse.

Y digo supuestamente porque eso es el gran misterio de la serie: ¿se ha suicidado o le han matado? Y aunque ese el el gran misterio comienza casi a ser lo de menos cuando se descubre el meollo del asunto: la doble vida del fallecido.

Grandes personajes femeninos

Y así es como conocemos a Alejandra (Verónica Sánchez) y Verónica (Irene Arcos). La primera, la esposa oficial, que vive en Valencia y es una profesional de éxito. La segunda, la extraoficial con quien mantuvo una relación durante ocho años fruto de la cual tuvieron una hija, Sol.

Dos mujeres antagónicas que representan los límites que nos impone la sociedad frente a la libertad de quien ha abrazado la vida salvaje. Hasta que una se adentra en la vida de la otra y comienzan a mimetizarse mientras van enamorándose poco a poco.

¿A quién le importa la muerte de Álvaro Morte si estamos embobadas viendo la historia de amor de estas dos mujeres?

Unos paisajes que enamoran

La Albufera de Valencia en todo su esplendor. El paisaje se convierte en un protagonista más de la trama presentado de forma magistral con una fotografía alucinante. Se trata de uno de los humedales costeros más valiosos de España rodeado de más de 200 km de arrozales.

Playas, ríos, pantanos, puestas de sol… un lugar de ensueño que se encuentra a 10 kilómetros de Valencia y que supone un remanso de paz lejos de el alboroto de la ciudad.

Pero entonces, ¿se suicida o lo asesinan?

¿Y a quién le importa? Son sólo dos temporadas de 8 capítulos cada una, así que puedes vértela en pocos días para descubrirlo, pero en realidad eso no es tan importante.

Eso sí, si lo que te gusta es el misterio no te preocupes, porque aquí tienes para dar y regalar. Poco a poco vamos descubriendo la red de mentiras en la que se va convirtiendo la vida de Óscar y cómo cada vez va cayendo en un pozo más negro (y más hondo) en el que finalmente se ahoga.

Una maravilla de serie que, quizá va perdiendo fuerza conforme se acerca el final pero que te deja buen sabor de boca. Ideal para hacerte un maratón este verano.

Noticias Relacionadas