Superman en 1976 o el primer gran éxito del cine de superhéroes

Superman en 1976 o el primer gran éxito del cine de superhéroes

El cine de superhéroes ha recorrido un largo camino. Antes de que se convirtieran en monstruos de la taquilla y en fenómenos culturales, los vengadores enmascarados eran una nota a pie de página en la historia del cine. A partir de la década de 1940, una serie de películas de serie B protagonizadas por autoproclamados superhéroes inundaron los cines. La mayoría de ellas fracasaron estrepitosamente. Pero hubo algunos éxitos aislados. Y luego llegó, en 1976, el Superman de Christopher Reeve, que se convirtió en icónico, fundacional y saga de (relativo) éxito. Nada que ver con las monstruosas cifras de taquilla actuales pero un buen éxito para la época.

Hagamos, no obstante, memoria. Cómo ha sido la historia de los superhéroes (y superheroínas) en el cine y la televisión.

1941: el primer superhéroe en la pantalla

El primer superhéroe en la pantalla fue El Avispón Verde. Esta serie corta, originalmente un programa de radio, fue adaptada al cine en 1941. El personaje titular era un justiciero que luchaba contra el crimen y conducía su coche, el Black Beauty, un híbrido de automóvil y avión. En la década de los 60 tuvo una nueva versión (ver la imagen).

Aunque la serie fue originalmente un éxito, la película de 1941 fue un fracaso comercial y de crítica. El Avispón Verde no consiguió captar la misma magia en la pantalla que en la radio. Y las limitaciones tecnológicas de la época dificultaron, sin duda, que el público se involucrase en el relato. Cabe destacar que este superheroica ficción televisiva incluyó el primer gran papel de Bruce Lee en Estados Unidos (como Kato, ayudante del protagonista). Érase una vez en… Hollywood (2019) de Quentin Tarantino incluye un magistral e hilarante pasaje con el personaje de Brad Pitt participando en el rodaje de El Avispón Verde y desafiando a Bruce Lee de modo… ¿imprudente?

Al Avispón Verde le sucedió el Capitán América, que debutó en el cine en 1944.

La serie del Capitán América se realizó con un tono extremadamente infantil. La película giraba en torno a la búsqueda del escudo perdido del patriótico capitán superheroico. La cinta fracasó comercialmente y tampoco gustó a la crítica, citándose a menudo como ejemplo de la manera en que no hay que adaptar un cómic al cine.

1949: máscara y capa

La siguiente incursión en el cine de superhéroes llegó en 1949 con una adaptación de La Sombra. La Sombra, creada en 1931, fue el primer héroe pulp que apareció en la radio. La Sombra fue también el primer justiciero y el primer héroe en llevar una máscara.

La película fue un éxito, pero no fue hasta el estreno de Superman contra los hombres topo (1951) cuando los superhéroes volvieron realmente a la pantalla. El protagonista era George Reeves, y hubo también serie de televisión y un importante éxito popular.

Superman había sido un éxito en los años 30 tanto en los cómics como en los programas de radio. Sin embargo, no fue hasta el estreno de la primera película que protagonizó Superman cuando se convirtió en un verdadero icono. Siempre dentro del ámbito del cine popular y sin el menor reconocimiento de la crítica, que ubicaba estas cintas más cerca de la serie B que del gran cine de Hollywood. Cosa que era bastante cierta.

1966: el primer Batman

La primera adaptación de Batman a la pantalla se hizo en 1966 cuando Columbia estrenó la serie de televisión, que eludía el lado oscuro del cómic original y tendía a la parodia.

La serie fue un éxito, pero fue muy criticada por los fans serios de Batman, que consideraban que la serie era una comedia tonta más que una aventura de acción seria. Sin embargo, la serie inspiró el lanzamiento de varias películas de Batman, incluido un largometraje protagonizado por Adam West, que era la estrella de la ficción televisiva. Serie y películas de Batman fueron buenos negocios pero el cine de superhéroes seguía sin jugar en las grandes ligas del cine de Hollywood.

1972: y Marvel llega a la gran pantalla

Marvel llegó a la gran pantalla en 1972 con el estreno de El increíble Hulk. Hulk había sido un éxito en la televisión desde finales de los años sesenta con Lou Ferrigno como protagonista.

La película tuvo un éxito moderado y presentaba un tono muy oscuro y gótico, bastante diferente al de la serie de televisión. La cinta fue bien recibida en general, pero no se convirtió en franquicia ni destacó especialmente.

1978: con el Superman de Christopher Reeve empezó todo

Los superhéroes volvieron a nacer en 1978 con el estreno de Superman, cinta protagonizada por Christopher Reeves y que anticipó el potencial que este género poseía para arrasar en taquilla.

Costó 55 millones de dólares y recaudó más de 300 millones, lo cual no estaba nada mal para la época. Pero, más allá de las cifras, abrió camino en Hollywood. Por primera vez había un subtexto adulto en el relato (con tensión sexual entre personajes de la película, complejidad en el personaje del superhéroe, fragilidades y dudas además de pueñatazos. Y, además, también por vez primera, los efectos especiales, aunque ahora nos parezcan rudimentarios, estaban a la altura de una fantasía superheróica. A la crítica le gustó Superman.

Hubo otras tres entregas de Superman protagonizadas por Christopher Reeve, lo cual también marcó una pauta (la franquicia es el objetivo).

Christopher Reeve fue el primer superhéroe moderno de la pantalla, a finales de los 70 y principios de los 80. Luego vendrían las fastuosas superproducciones de la Marvel y El caballero oscuro y Joker y lo superheróico como fundamento del Hollywood actual. Pero con Christopher Reeve y su capa roja al viento empezó todo.

Noticias Relacionadas