Un vídeo viral que retrata la sanidad en Estados Unidos: huyendo herido para no pagar

Un vídeo viral que retrata la sanidad en Estados Unidos: huyendo herido para no pagar

Jamás un vídeo dejó entrever mejor las miserias de un país, de un sistema capitalista que lleva el abuso económico al extremo y el hecho de que a muchos representantes políticos les de absolutamente igual la vida humana.

El vídeo, compartido y absolutamente viral en Twitter, muestra a un hombre que va a ser atendido por una ambulancia en Estados Unidos. Pero cuando están a punto de meterle en el vehículo para llevarle al hospital, éste salta de la camilla y se va corriendo. ¿Qué ha pasado?

Pues ha pasado que el país de las oportunidades, el ejemplo al que muchos liberales se agarran a nivel económico, la nación que llevó a Donald Trump a tener acceso a armas nucleares, tiene en la Sanidad uno de sus negocios más rentables y vergonzantes.

Con la Sanidad absolutamente privatizada, una enfermedad medianamente relevante, una intervención, incluso una atención puntual en ambulancia, puede llegar a arruinar a cualquiera que esté en Estados Unidos.

De hecho, el vídeo es la respuesta a una factura, compartida previamente, en la que a un paciente le han colado 40 dólares de recargo… ¡por llorar! Es la sinvergonzonería llevada a su máxima expresión y algo que, en España, debería llevar a todo el mundo a una reflexión real.

Aquellos que en determinados puntos de España eligieron libertad por encima de servicios públicos, han visto cómo su Sanidad se ha deteriorado hasta extremos desconocidos jamás. Citas con el médico de cabecera a tres semanas vista, citas con especialistas con márgenes de hasta dos años y una deriva privatizadora indisimulada que quiere llevar la Sanidad al repugnante modelo estadounidense, con el aplauso de quienes, precisamente, sufren las consecuencias de esta acción.

Quien quiera más ejemplos, no tiene más que buscar algunas de las facturas de pacientes estadounidense que han pasado el Covid-19 y cómo, en algunos casos, éstas han llegado a superar el millón de dólares. Cierto es que en España se dejó morir, como ha quedado demostrado, a miles y miles de ancianos por no tener seguro privado, lo cual es mucho peor que una factura millonaria. Sea como sea, ambas situaciones deberían llevar a la ciudadanía a una profunda reflexión que a muchos parece costarles más de lo que resultaría obvio.

JESÚS REDONDO

ADEMÁS: Jossara Jinaro, actriz de ‘Urgencias’, muere a los 48 años

Noticias Relacionadas