101 fotos ridículamente sexys de Ana de Armas

De un tiempo a esta parte, y de forma casi automática, cada vez que se menciona el nombre de Ana de Armas, éste viene acompañado de un suspiro. No es para menos. 

La actriz cubana es uno de los mayores iconos sexuales del siglo XXI. Y ya no sólo lo es a nivel doméstico, en España, sino que en muy poco tiempo ha puesto Hollywood a sus pies, donde se la rifan. No es para menos. 

ana-de-armas-ya-se-ha-hecho-un-nombre-en-hollywood...-y-en-nuestros-corazones

Ana de Armas ha tomado el relevo de grandes lolitas del cine y la televisión, como han podido ser Dominique Swan o Natalie Portman. Y ojo, que la actriz tiene 28 años, a pesar de que su aspecto angelical y provocador, sugiera una década menos. 

ADEMÁS: 101 fotos ridículamente sexys de Ariel Winter

Podemos confirma que Ana de Armas está genéticamente diseñada para enamorar. Para remover los más oscuros instintos (sexualmente hablando) de todo aquel que tenga la suerte de conocerla. Para convertirse en una de las grandes leyendas de la belleza de Hollywood. 

a-sus-28-años,-ha-sido-portada-de-numerosas-revistas.-por-que-sera

¿Quién lo hubiera dicho cuando la conocimos, en su papel de Carolina en El InternadoPor aquel entonces tenía 18 años, era su primer papel relevante en televisión, y se mantuvo en él durante tres años. Sus ojos son de los que no se olvidan.

Era el morbo personificado. Flequillo, labios carnosos, miradas penetrantes y, sobre todo, el uniforme de Laguna Negra que causó más de una taquicardiaImposible alcanzar un punto más alto de sensualidad. ¿O quizá no tanto?

ADEMÁS: Ana de Armas, desnuda para Interview Magazine

Cuando Carolina estaba en el Olimpo del morbo, apareció David Menkes y le dio el papel de Carola (¿no hay más nombres?) en Mentiras y Gordas. Su escena de sexo en la ducha con Hugo Silva, ya es historia del cine patrio. Millones de personas quisieron ser o uno u otro o los dos. Qué momento. 

su-aspecto-angelical-no-hace-sino-multiplicar-exponencialmente-su-sensualidad

Desde entonces, la fama y los admiradores de esta delicada diosa cubana no han hecho más que aumentar. Y es que desde hace tres años, ha decidido cruzar el Atlántico, y no para volver a Cuba, sino para conquistar Hollywood. Y le ha sobrado tiempo. 

ADEMÁS: ¿Qué pasó con Alizeé (la lolita francesa prohibida)?

Keanu Reeves, Robert de Niro, Jonah Hill, Miles Teller... Ana de Armas se codea con lo mejor de lo mejor de Hollywood. Una categoría en la que ya ha entrado por méritos propios. Y para muestra, su confirmación en la secuela de Blade Runner, donde compartirá protagonismo con Harrison Ford y Ryan Gosling, entre otros. 

la-actriz-estara-en-la-secuela-de-blade-runner

No obstante, lo que nos ha traído hasta aquí no es el talento que le rebosa por los poros a la actriz, sino la sensualidad y sexualidad que emana por cada uno de sus poros. Para deleitarse con su indescriptible belleza, nada como 101 fotos con las que recrearse y admirar la excelencia que ha alcanzado la raza humana con ella. 

Fotos: Instagram

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Acogerse al dicho de que segundas partes nunca fueron buenas  sería lo más adecuado para analizar cómo fue el comportamiento de algunas secuelas de filmes que triunfaron en su primera puesta en escena, pero que en un segundo round no resultaron nada del otro mundo.

Algunas levantaron una expectación tan grande que el golpazo en taquilla sonó hasta en los lugares más recónditos. El gasto de producción y promoción no acaba siendo justificado cuando se hacen las cuentas finales. Son muchos los ejemplos que a lo largo de los últimos años se han podido ver.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Arrancó sin muchas pretensiones y no haciendo mucho ruido pero se mantuvo durante cinco años haciendo que los cotilleos de un grupo de compañeros de colegio pijos del Upper East Side neoyoquino fueran la comidilla de muchas espectadores en todo el mundo.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Jessica Alba, Olivia Wilde, Helen Mirren... Todas ellas tienen dos cosas en común (entre otras muchas): son estrellas de Hollywood... ¡y usuarias habituales de Metro y no son las únicas! Cuando cojas el suburbano, fíjate junto a quien vas sentado, puede ser toda una superstar. 

Páginas